Los TocablesMirador

La maestra

Qué se puede decir de la Maestra que no se haya dicho antes, lo que es un hecho es que es una leyenda viviente del magisterio, del sindicalismo y de la política.

Pero ¿qué requisitos hay que cubrir para ser una leyenda?

Sin duda, la maestra ha tenido impacto en la vida de decenas de miles de personas a lo largo de su carrera magisterial, sindical y política, además siempre hay un halo de misterio y de historias que cuenta la gente, de lo que hace, deja de hacer, incluso lo que se dice y creen que hace.

Y nos guste o no, la Maestra lo es, pues ya en los hechos, en retrospectiva, fue una presa política durante la administración Peñista. Al estar libre, no hay delito que imputar, los cargos fueron desestimados, fue culpable por mandato.

En el país, ¿habrá otro personaje que levante tanta polémica? ¿Que todo lo que se haga de su parte, resulta negativo?

Ambas cosas podrían estar en algún grado por determinar. Detrás de cada mito o leyenda se encuentra algún hecho histórico que a lo largo del tiempo se ha ido modificando, la caída de Carlos Jongitud y el ascenso de Elba en el Salinismo y durante todo ese tiempo se ha creado y mitificado el personaje de La Maestra, siempre a la luz de múltiples instancias e intereses.

Hoy la Maestra ha regresado, un regreso anunciado y uno de los más sobresalientes en la política nacional, con la creación del partido político “Redes Sociales Progresistas”, ya está sentada en la mesa de negociaciones para retomar el control del SNTE.

Confieso que es muy difícil determinar si la Maestra merece o no ser llamada “leyenda”, hoy día es difícil diferenciar cuántos de sus atributos y hechos corresponden a la realidad histórica y cuántos son más bien deformaciones o exaltaciones agregadas.

Es un hecho que la ex senadora y tres veces diputada federal, tiene plenos derechos para poder competir por la dirigencia del SNTE.

“Nosotros vamos a arreglar las cosas y también decir ‘libertad sindical y democracia sindical’, ya hasta estoy reservando mi lugar en primera fila, porque quiero ver las elecciones internas, quiero ver a los maestros votando por primera vez en urnas de manera libre y en secreto, sin acarreos, sin amenazas, con democracia.

“Porque hay quienes dicen ‘vamos a participar’, adelante, nada más que ya no hay sindicatos predilectos del gobierno, ni partidos predilectos, ni grupos de intereses creados predilectos”, dijo ya sabes quién.

Pues con diferentes actos políticos, las Redes Sociales Progresistas, van oficializando su registro en diferentes actos políticos alrededor del país.
La maestra, ya en su terreno, habló con los compañeros de la prensa en Puebla.

“¿La reforma que van a legislar los diputados es mala? No, tiene ineficiencias, tiene deficiencias que en mi opinión Maestros por México debe tomar como bandera (…)

Requerimos una abrogación absoluta, no una maldita simulación de esa maldita reforma de Peña Nieto. Nosotros no vamos a aceptar una simulación y que este mismo Congreso determinará el plan de acción que tendrá que seguir y llevar a un plan de acción de manera nacional y unitaria”.

Nadie como ella conoce al magisterio, el sindicalismo, uno que otro trapito de dirigentes, políticos y sus “acuerdos” con los funcionarios que se encuentran en el sector educativo, los ha tratado durante años.
En la política dicen o somos socios o somos cómplices.

Lo de Leyenda, pues lo dejo a su criterio.

Decía el escritor español, Francisco de Quevedo, que las palabras son como monedas, una, vale por muchas, así como muchas no valen una.

Yo sólo quería decir que: La maestra está de regreso.

Tiempo al tiempo.

Redacción El Queretano

Informamos y disfrutamos Querétaro. Hacemos periodismo útil y revelador. El Queretano es nuestras historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba