Tráfico

Recortes federales no tocaron las arcas municipales: Luis Nava

Los recortes de participaciones federales no han afectado hasta el momento, las finanzas del municipio de Querétaro, informó el Presidente Municipal, Luis Nava, al asegurar que se han recibido los recursos federales conforme a lo que se tenía presupuestado.

Luego de conocerse que el gobierno estatal sufrió una reducción de mil 200 millones de pesos en las participaciones federales, el Alcalde solicitó una reunión con su Secretario de Finanzas, Francisco Martínez Domínguez, para conocer el estatus de los recursos federales.  

“Justamente ayer estaba platicando con el secretario de finanzas como se había comportado la recaudación, en términos de participaciones, digamos que vamos en la proyección anual, yo esperaría que así continuara, pero no nos han informado por parte de la Federación de algún impacto o una reducción en las participaciones federales a los municipios, por el momento, se ha comportado como estaba programado y esperemos que así siga”, destacó.

Nava Guerrero recordó que la capital del estado recibe mil 800 millones de pesos de recursos federales al año, de los cuales se asigna el 100 por ciento de lo correspondiente al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Ramo 33), en seguridad y algunos otros se aplican a gasto corriente, mientras que los recursos propios se destinan a programas y obras.

“Nosotros hacemos una bolsa general y eso es lo que al fin y al cabo se autoriza del presupuesto, algunos van al tema de servicios personales, otros van al tema, normalmente los recursos propios que son al rededor del 60 por ciento de la recaudación, se destina a obra, programas y todo lo de las aportaciones, por ejemplo el 100 por ciento del Fortamun se destina a seguridad y entonces somos de los pocos municipios que le destina el 100 por ciento a seguridad”, comentó.

A pesar de ello, Luis Nava advirtió que en caso de existir un recorte futuro de participaciones federales para el municipio, seguramente se tendrían que suspender obras públicas y reprogramarlas hasta el siguiente año.

“Tenemos finanzas sanas, pero un ajuste forzosamente nos implica o reducir los alcances de algún programa, o también tener que dejar de ser alguna obra este año y reprogramarla para el próximo año”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba