Tráfico

Clausura Profepa obras en Tepoztlán

Tras las denuncias públicas que ambientalistas realizaron por la venta ilegal de tierras en zonas protegidas y la construcción de residencias al pie de los cerros de Tepoztlán, la Procuraduríaa Federal de Protección al Ambiente (Profepa) comenzó a clausurar las obras.

Roberto Robles Quiroz, vecino del Barrio de Santo Domingo, Secretario de Guardabosques AC e integrante del Comité de Seguridad vecinal, dijo que la Profepa comenzó a intervenir tras una asamblea pública en la que habitantes de Tepoztlán acordaron desconocer a los dos grupos de comuneros que operan en el municipio.

“Desde que se dio la asamblea del 18 de agosto allá en la plaza municipal vimos que empezó a haber más celeridad en algunos procesos que ya traían desde antes”, dijo.

Y es que las denuncias que han interpuesto activistas e incluso autoridades municipales en contra de las invasiones en zonas protegidas habían permanecido detenidas.

Pero ahora la Profepa determinó clausurar una obra en el paraje Chicuacemac, cerca de la Cueva “La Fundición”, utilizada por zapatistas para elaborar balas, y otra en La Cañada de San Jerónimo, donde con maquinaría pesada ya se había comenzando a instalar un camino de 8 metros de ancho.

“Nosotros consideramos que (esto) es parte de la movilización social, que sí es un logro de la movilización social ya que todas estas denuncias en algunos casos ya tienen años, había mucha dilación en los procesos y pues a partir de que se hizo esta movilización social se han acelerado estas cuestiones, revisión de obras, clausuras, sí consideramos que es un avance”, expresó Robles Quiroz.

Y es que comuneros y funcionarios del Ayuntamiento de Tepoztlán, Morelos, se han coludido para permitir la compraventa irregular de predios en zonas protegidas donde ilegalmente se construyen residencias y casas de fin de semana.

El fenómeno ha sido identificado por activistas defensores del medio ambiente de ese Pueblo Mágico.

Las zonas donde desde hace meses se construyen bardas para lotificar se ubican en las denominadas Unidades de Gestión Ambiental (UGA), plenamente reconocidas e identificadas tanto por autoridades municipales, como por los comuneros.

En la asamblea del 18 de agosto los pobladores de Tepoztlán, a través de sus usos y costumbres, acordaron desconocer a los dos grupos de comuneros por violentar las leyes al fomentar la invasión de las zonas protegidas.

“Estamos esperando sobre todo el desconocimiento institucional de la representación agraria, nosotros creemos que vamos bien, ya hemos tenido acercamiento con la representación de la Secretaría de Gobernación en el Estado, con Gobierno del Estad, con autoridades también agrarias, ya hubo un pronunciamiento de estas autoridades en el sentido de que reconocen que hay una duplicidad de la representación agraria que se tiene que atender, yo creo que eso es un avance que desde las instituciones se reconozca que hay un problema en la representación”, expresó el activista.

“La demanda es que escuchen a la comunidad, la comunidad ya dijo que se tiene que normalizar la situación agraria de los dos grupos, no es estar a favor de uno o en contra de otro, que escuchen a la comunidad, que se respeten los usos y costumbres y como el Presidente mismo dice, el pueblo pone y el pueblo quita, entonces hagamos caso de eso y que se respete la voluntad de la gente”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba