DestacadasTráfico

No dejen de investigar el caso de los 43 desaparecidos: Tawakkol Karman

La activista y periodista yemení, Tawakkol Karman, ganadora del premio Nobel de la Paz, pidió a México, no dejar de investigar el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, durante su presentación en el Hay Festival que se celebra en Querétaro.

Tras su presentación, recibió una pregunta del público sobre el caso de los 43 desaparecidos en Iguala, Guerrero en el 2014, ante la cual dijo haber escuchado del caso que trascendió a nivel mundial y aunque reconoció que no conoce los detalles, pidió a la sociedad y a los medios de comunicación en México, no dejar que se olvide jamás y mantener los esfuerzos por buscar la verdad.

“No dejen de investigar este crimen, la sociedad civil debe de buscar descubrir la verdad, entonces no se rindan, no se rindan, no deben detenerse y deben hacer que este caso y otros casos estén vivos, no dejen que este tipo de casos mueran, nunca dejen de buscar la verdad”, dijo.

Recomendó a los jóvenes, utilizar sus redes sociales para involucrarse y exigir la verdad a las autoridades y pidió no abandonar las esperanzas de lograr llegar a conocer lo que pasó en este y todos los casos de abuso para que no vuelvan a repetirse.

“Las redes sociales tienen una importancia muy fuerte para la gente y la sociedad civil… No dejen que la verdad muera, continúen investigando. Hay alguien detrás de este crimen que quiere ocultarlo y ustedes tienen que destaparlo, ustedes pueden hacerlo, definitivamente, sean la voz de la gente, sean la voz de la verdad y sean la verdad misma”, dijo.  

No le tengo miedo a la muerte: Karman

Tawakkol Karman, conocida como “la mujer de hierro”, quien logró la caída de la dictadura en Yemen, narró a los asistentes del Hay Festival, su experiencia como periodista crítica y las circunstancias que la hicieron convertirse en una activista social que inició un movimiento pacifista revolucionario.

“Intentaron acuchillarme, pero los temores me hacen más fuerte, cuando el dictador me mandó arrestar, pensó que me iba a amedrentar, pero mi voz llegó más lejos, se hizo más fuerte”, comentó.

Finalmente aseguró que aunque en muchas ocasiones se ha sentido amenazada y ha sufrido atentados, no cambiará su postura crítica y continuará con su trabajo para derrocar a las dictaduras y los abusos en los países de medio oriente, África y América Latina.

“No le tengo miedo a la muerte, a lo único que le tengo miedo es a ser débil en esta noble causa… Mi único temor es no ser capaz de convencer a los países occidentales de dejar de apoyar a los dictadores, qué es lo que puedo hacer para convencerlos de que están cometiendo un grave error, inclusive a para su propia estabilidad y seguridad, al apoyar a los dictadores de esa región, esos dictadores son la mayor amenaza a la paz mundial… es mejor morir así, que morir por nada”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba