Tráfico

Más del 80% de los empleadores buscan contratar a más jóvenes; sin embargo se enfrentan a la falta de experiencia

Siete de cada 10 jóvenes en América Latina tienen problemas para encontrar trabajo. En México el 62% de los jóvenes externaron esta dificultad, de acuerdo al estudio de Escasez de Oportunidades Laborales de ManpowerGroup en colaboración con Junior Achievement Americas. 
 
El estudio, a través del cual se encuestó a más de 2 mil jóvenes en América Latina, concluye que la falta de experiencia es el mayor obstáculo que enfrentan durante la búsqueda de empleo, seguido de encontrar un salario adecuado para sus expectativas económicas. 
 
“La pandemia modificó las condiciones y expectativas de los jóvenes sobre el mundo del trabajo, aún así la experiencia sigue siendo el factor determinante para encontrar un empleo formal independiente del grado de formación con la que cuentan. Mientras más pronto se inicie a trabajar, más exitosa será la carrera profesional”, subrayó Mónica Flores, presidente de ManpowerGroup para Latinoamérica.  
 
La remuneración económica se ha convertido en un fuerte factor que determine en el joven talento aplicar y permanecer en un empleo. En promedio, el sueldo que pretenden los jóvenes oscila entre 1 y 3 Salarios Mínimos.  
 
Los jóvenes esperan encontrar un empleo formal, ya que el 97% desearía formar parte de una organización, buscando que se les ofrezcan: seguridad social y prestaciones de ley; ayuda para seguir estudiando y alguna clase de seguro. 
 
Por su parte, los empleadores de la región señalaron que más del 90% ha contratado a jóvenes durante los últimos 12 meses. El 87% fue contratado como empleado formal, y el 70% de los participantes obtuvo un contrato por tiempo indeterminado. 

Las organizaciones en Latinoamérica afirmaron que más del 80% de los empleadores buscan contratar a más jóvenes; sin embargo se enfrentan a la falta de experiencia, así como de conocimientos y habilidades entre los principales factores que les impiden encontrar el talento adecuado. 

Tanto jóvenes buscadores de empleo como los empleadores han buscado alternativas para combatir la brecha de experiencia, habilidades y salario. 

El talento joven ha aceptado trabajos eventuales, continuado con sus estudios, tomado capacitaciones. Mientras los empleadores han optado por políticas enfocadas en Sueldo y prestaciones; Desarrollo o crecimiento y flexibilidad laboral. 
 
“Existe un bono de talento que hay que capitalizar, jóvenes con potencial que tienen mucho para aportar. La estrategia más efectiva para conseguir un empleo es iniciar en puestos temporales, lo antes posible, para ir adquiriendo experiencia. En la medida en que se incorporen a las organizaciones a través de programas de trabajo temporal y entrenamiento, serán un verdadero potencial para las empresas”, explicó Leo Martellotto, presidente de Junior Achievement Américas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba