DestacadasTráfico

Iglesia no sancionará a peregrinos desobedientes

La Diócesis de Querétaro, no prevé ninguna sanción para los peregrinos que caminan con rumbo a la basílica de Guadalupe sin acatar las recomendaciones de sus decanatos.

El vicario general y vocero de la Diócesis, Mons. Martín Lara Becerril, explicó que existió un llamado para cancelar la peregrinación de manera presencial por una cuestión de salud, sin embargo, reconoció que en México, los ciudadanos tienen el derecho de transitar como mejor les plazca, además de que cada quién puede expresar libremente su fe, por lo que no existe más que una recomendación a la obediencia. 

“Todas son de los decanatos, todos son peregrinos de los que de ordinario van a la basílica de Guadalupe, o sea todos son de las columnas peregrinas que ordinariamente van, todos. Ahora, una sanción por parte de la directiva, no, no estamos interesados en sancionar a ninguna de las personas, simplemente hacemos un llamado a su conciencia, la conciencia de que la peregrinación es una, hay que caminar en unidad, pero si alguien no quiere pues tampoco lo podemos forzar”, comentó.

Hasta el momento se han identificado que caminan 30 hombres en grupos reducidos y 140 mujeres por el Estado de México, no obstante, la Iglesia ha confirmado que no se les dará un acompañamiento con el fin de no alentar una conducta que pueda poner en riesgo la integridad de los caminantes.

“Les hemos dicho que hay que ser obedientes, pero si alguien no quiere obedecer, no lo podemos obligar, les hemos dicho que hay que tener una vida espiritual sólida, sana, que hay que conservar la mística, hay que conservar una organización, hay que proteger la vida personal y la de los demás pero si alguien no quiere hacerlo, que tampoco lo podemos obligar o sea hablar de una sanción, sancionar a las personas, no, no habrá ninguna sanción, simplemente una un llamado a su conciencia para que la peregrinación sea una”, concluyó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba