DestacadasLos TocablesMirador

Ni orden ni recaudación

A la 4T le encanta dar espectáculo a sus pupilos, mientras los ultraconservadores observamos cómo operan tras bambalinas, donde el actual gobierno opera y muestra sus intenciones y su capacidad de operación si es que la tiene, y lo más importante al servicio de quién está.

López Obrador el pasado 2 de octubre prometió que nunca iba a reprimir al pueblo de México.

«Queremos vivir en una sociedad en paz, sin violencia, sin usar la fuerza, convencer y no vencer, vivir en armonía, vivir en paz. Por eso, nunca más una represión en México, nunca más torturas, desapariciones, masacres o provocaciones».

El 51 aniversario de la matanza del 68 y el primero de un gobierno de Izquierda, de la cuarta transformación, sigue impune, Echeverría vive sus últimos años tranquilo, ya le podemos sumar un dos de octubre impune a la #4T, veremos cuantos años más sigue impune la lucha más icónica de la actual izquierda mexicana.

Y como ellos “son diferentes”, deciden que no van a aplicar la fuerza del estado, que la 4T no va a generar violencia y se agarran para decir que al día de hoy la tendencia de elementos de seguridad muertos en combate ha disminuido y claro que es así, pues no salen a combate.

¿Y qué ha implicado que las fuerzas de seguridad del estado no salgan a “combatir”?

Simplemente hoy tenemos la tasa de homicidios más grande en la historia ¿y a costa de qué? Del aplauso, de la ovación de la popularidad. Todos sabemos que esos son aspectos que a ya saben quién, le encantan, vive para eso.

El que el estado no aplique el correcto uso de la fuerza dentro de los marcos legales, no hace otra cosa más que desamparar a la mayoría de los ciudadanos, nos sentimos desprotegidos y si el estado renuncia a ese derecho las consecuencias las pagamos todos. La mayoría.

Y no solo para reprimir asuntos violentos como lo son los homicidios violentos, el narcotráfico, el secuestro y el robo, sino bloqueos y protestas y para muestra lo sucedido con la CNTE en Michoacán, donde las fábricas permanecieron cerradas por dos meses, con las consecuencias sociales terribles que implica perder el ingreso.

Pero el presidente no quiere confrontar a nadie, como no lo hizo en aquella ocasión y en esta más reciente donde obligaron a 300 trabajadores de cada dependencia del gobierno de la #CDMX a realizar cinturones de seguridad, ante una marcha que sabemos siempre presenta violencia, arriesgando la vida de los burócratas que no están capacitados para contener a los “encapuchados” ni a nadie. Miles de personas puestas en riesgo en las marchas y en el país millones por la política de no confrontación.

A los ciudadanos, se nos está abandonando, no se nos está protegiendo y eso es un hecho, pero los fanáticos no lo ven, pues están un poco embriagados por los humos de la tolerancia y la paciencia.

Y así va a ser con todos taxistas, obreros, maestros, grupos radicales, feministas, machistas, comunidad LBGT. En la capital se marcha casi diario ¿Cómo va a enfrentar esto la 4T?

¿Es tan grande la desconfianza que el gobierno le tiene a sus elementos policiacos y de seguridad como para decidir no mandarlos a controlar situaciones donde legalmente aplique el uso de la fuerza del estado? Ese es un mensaje quizá más inquietante.

Las apuestas ahora son sobre quién hará la rabieta más grande, el berrinche más sonado, el bloqueo más espectacular, el atentado más grande a nuestro patrimonio cultural e histórico, para que le hagan caso. La 4T está creando su propio monstruo y eventualmente su propia destrucción y lo peor es que no se van a ir solos.

Si el estado no te brinda la seguridad, ¿entonces quién?

Punto

El otro tema que de verdad es un escándalo, el de la condonación de impuestos, si bien es legal, desde el borrón y cuenta nueva de Fox, pasando por la de Calderón y por último de Peña Nieto y que la 4T siempre ha señalado como algo inmoral.

Y como no va a ser así pues la suma de lo no recaudado, a compañías farmacéuticas, un excandidato presidencial, cantantes, actrices y una exprimera dama, incluso a instituciones públicas (CFE, Grupo Lala y personas como la exprimera dama Angélica Rivera, Ana Gabriela Guevara y Diego Fernández de Cevallos)

De tal forma que al sumar los montos tanto de los créditos cancelados y condonados de 2007 a 2015, así como del correspondiente a los 201 amparos, resulta en un total de 846 mil 743 millones de pesos a precios históricos, es decir, a precios de los años en que se solicitó esos beneficios. A precios de 2019, el monto ascendería a un billón 336 mil millones de pesos.

Sin duda la mayor evasión de impuestos en la historia de México y quién sabe del mundo.

Es cierto, la 4T, no es responsable directa de esta barbarie, pero ¿se acuerdan cuando decían que a los que les condonaban impuestos eran unos corruptos y cómplices de la mafia del poder?

Es hora de poner el ejemplo o serán moralmente derrotados (por ustedes mismos).

Tiempo al tiempo.

@hecguerrero

Héctor Guerrero

Periodista. Director en @politicamx @TiempoReal_mx y @losfuertes.mx Adicto a la información. Apasionado y en línea con los deportes y la política. México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba