Con - TextosMirador

Los 2 están en campaña

Estoy terminando de leer la carta que el presidente Andrés López le envió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego de que el mandatario norteamericano amenazara con iniciar una escalada arancelaria contra México, si el país – así todo el país, no el Gobierno, no el Estado Mexicano, México todo- no frena el flujo migratorio centroamericano a la tierra de los ‘jotdogs’ y las ‘jamburgers’.

A la amenaza respondió -raro en él- el presidente López con una carta que a algunos les pareció una respuesta dignísima, de altura y que privilegia la diplomacia ante la diarrea tuitera de Trump.

A otros, la misiva publicada por el originario de Macuspana, Tabasco les pareció irrisoria o completamente vergozante, a otros. Bueno, hasta el ex Senador panista, Javier Lozano Alarcón la apostilló con un: ‘¡Qué pinche vergüenza!

Destaco aquí 5 frases de la ya famosa carta presidencial y ustedes juzguen:

“De antemano, le expreso que no quiero la confrontación”

“Presidente Trump: los problemas sociales no se resuelven con impuestos o medidas coercitivas”

“El lema ‘Estados Unidos primero’ es una falacia”

“Recuerde que no me falta valor, que no soy cobarde ni timorato sino que actúo por principios”

“No creo en la Ley del Talión, en el diente por diente ni en el ojo por ojo porque, si a ésas vamos, todos nos quedaríamos chimuelos y tuertos”

De lo que publicó Trump en sus tuits no me interesa ocuparme, sólo diré que yo no pierdo de vista que el estadunidense lanzó, menos de 24 horas después de iniciar la polémica comercial con México, su carrera rumbo a la reelección. ¡Qué coincidencia, verdad!

Ahora bien, de la carta de respuesta del Presidente de México se pueden decir muchas cosas; como líneas arriba señalé, puede haber posturas a favor o en contra tanto de la pobrísima línea discursiva, como del lenguaje básico utilizado en la misma, o bien de los ejemplos vanos e incluso de lo poco firmes de las réplicas lopezobradoristas; sin embargo, no lo haré.

Lo que sí quiero destacar es que, como Trump, López no se dirige a otro presidente, no se dirige a otro gobierno; no, como Trump, López Obrador le habla a su clientela.

En ambos mandatarios pesa más el interés electoral; la búsqueda simplista de obtener votos ‘a como de lugar’, que la definición de su posición como mandatarios, como jefes de un poder ejecutivo o como jefes de estado; eso a los dos, al nacido en Nueva York, como al originario de Tabasco, les vale dos kilos de morcilla; para ellos lo verdaderamente importante es la rentabilidad electoral y a sus electores les hablan. No lo olviden, los dos están en campaña.

El último párrafo. Mal sabor de boca deja la diputada federal por Morena, Beatriz Robles, en cada encuentro que tiene con ciudadanos. De por sí, pocos la conocen y quienes ya lo hicieron preferirían no haberlo hecho. Así pasó ya con la Unión Ganadera Regional hace un mes, y ahora con el Frente de Jubilados y Pensionados del Estado de Querétaro, quienes idearon la visita de Irma Eréndira Sandoval y aportaron recursos propios para el evento con la secretaria de la Función Pública para que, al final, ni las gracias diera la representante del Distrito Federal electoral 03… y así quiere deshojar la margarita entre la reelección y el municipio de Corregidora. Con sus malas formas apunta más bien para debut y despedida. ¡Les digo!

Quejas, dudas y comentarios @_PaniaguaF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba