Los TocablesMirador

¿Cambió de opinión?

No, no hablo de ese sapo gigante que todavía traen atragantado los AMLOVERS, cuando el presidente dijo que respecto al ejército, cambió de opinión.“Sí, cambié de opinión ya viendo el problema que me heredaron”.

Tampoco propiamente del sapo que ya traían atravezado cuando su máximo líder, elogió al partido que lo vio nacer, que tanto quiere y añora, al de sus ídolazos Echeverría y López Portillo.

«Yo pienso que hace bien el PRI en rectificar, es que desde Salinas se emPANizaron, o sea, un partido surgido de una revolución ejemplar, la Revolución Mexicana, la primera revolución social del siglo 20».

No, de ese otro sapo tampoco, ni el bailecito que les puso Monreal en el Senado, ni el de los guiños al tricolor como decir también que «¿Qué ha ganado el PRI con esa alianza?» (con Va por México), ni el ver como la corcholata de Gobernación le dijera al oído cómo cambiar de opinión a Alejandro Moreno y susurrarle muy de cerca que él y solo él, tiene el bozal para callar al jaguar que le ha pegado unas mordidas mortales tan solo desenmascarando la clase de sujeto que es.

Como decimos aquí, en la política no hay sorpresas, hay uno que otro sorprendido, que creía que “Alito” no era capaz de vender su alma y Dios sepa que más, con tal de parar la bronca. En serio.

Así que el líder del PRI y su 16 por ciento de posibilidades de hacer algo solo, aconsejados por Adán augusto de cómo cambiar de opinión, porque yaven, como dice su jefe, “Es de sabios cambiar de opinión”.

Pero, ¿realmente es un cambio de opinión?

Hay que ver como los antecesores han hecho uso de las fuerzas armadas de acuerdo con las circunstancias, tanto gobiernos Priistas y,sobre todo panistas, han usado este recurso.

¿Recuerdan cómo reaccionaron los gobernadores,en ese entonces casi todos priistas?

Y estoy seguro que, de estar hoy en el poder, harían exactamente lo mismo y nosotros podemos o no estar de acuerdo, pero esto es un hecho. No hay sorpresas.

Hoy AMLO solo está imitando lo que hizo Calderón en su momento y la militarización va, te guste o no porque así ha sido las últimas décadas, no vas a ver nada nuevo bajo el sol, lo que si podríamos ver son “incidentes” como el que le costó la vida a la pequeña Heidi, de apenas 4 años de edad donde el ejército defenderá a los suyos a muerte y el preidente, como en este caso, saldrá a defenderlos.
Igual que lo hacía, Fox, Calderón y Peña, igualitos, o sea no es un debraye más de López.

Así que nadie se diga sorprendido cuando escucha al impresentable de Alito matar dos pájaros de un tiro, salvar su pellejo y, como si hiciera falta, tambalear ese Frankestein que es “Va por México”.

El que tengamos un gobierno autoritario, donde manda el cacique López, no quiere decir necesariamente que se de por esa razón una militarización del país, no abracemos conceptos si no los conocemos bien.

Militarización quiere decir: Sometimiento de una población, una actividad, un servicio, un lugar, etc., a la disciplina, el espíritu o las costumbres militares.

Así que, lo que esta en juego no es una”militarización del país”, aunque hoy los soldados estén de electricistas, albañiles, chalanes, peones, de mil usos pues.

El tema no es ese, el tema es la estrategia inmaculada, mesiánianica y hasta hippie de “abrazos y no balazos”, así como en los 60 y 70, el tema central es donde ponen a la GN, en la Sedena o el AIFA, da igual.

Da igual porque el mandato es ese el de no tocar a los delincuentes,es el de meterse hasta médula no aplicarles la fuerza letal, abrazarlos con el manto de la impunidad. Ese es el verdadero problema, bueno, uno de todos los problemas que este gobierno no ha resuelto, por ejemplo tener hoy la inflación más alta en más de dos décadas.

Lo de Alito es dar una patada al avispero nomás, no traicionó a nadie, ni siquiera a el mismo, es lo que se espera de él, la oposición está cada día más muerta, tienen que ser autocríticos y hacer algo por separado, que son ellos quienes dan fuerza a la alianza, no al revés.

Hoy la Alianza hace lo que mejor sabe hacer: reaccionar, cuando Alito dio mil señales de lo que iba a suceder, ahora parece que quien los deja es él y como en las relaciones, el abandonado es el que siente que pierde.

Callará el Jaguar, pues Layda, dijo que ya no sacará más audios de “Alito” cuando dijo tener material para 10 temporadas y dos spin off y del desafuero, mejor ni hablamos, Morena no lo va a promover, por el momento.

¿O qué tal que la negociación fue entre Sedena y el PRI?, ¿Y que los militares estén presionando para lograrel objetivo? Tsss.

Lo que queda del viejo PRI está a punto de ser engullido por su cría y convertirse en el Primor de México.

La Alianza yace mal herida y dijo que, luego de esta puñalada rastrera, anunciaron la suspensión temporal de la coalición legislativa y electoral con el PRI. Cuando termine de hacer berrinche, verá todo más claro.
Y el PRI, pues dividido y en la lona con el 8 de protección, está hoy bajo la voluntad de López.

Así que “Alito” ¿Cambió de opinión?

Tiempo al tiempo.

Héctor Guerrero

Periodista. Director en @politicamx @TiempoReal_mx y @losfuertes.mx Adicto a la información. Apasionado y en línea con los deportes y la política. México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba