La vida en imágenesMirador

Al problema del agua, sequía en diálogos.

La reciente manifestación en 5 de febrero que concluyó con el desalojo de las personas que se manifestaban por el derecho al agua usando la fuerza pública es digno de analizarse desde diferentes aristas.

Desde lado oficial, culpar a los manifestantes de ser encabezados por un partido político opositor refleja la incapacidad de resolver problemáticas, como la del agua, que no son nuevas. El discurso fácil e incapaz de ofrecer soluciones generó el descontento que derivó en la toma de 4 carriles de la Avenida 5 de Febrero. Las soluciones debieron aplicarse desde la toma de la misma avenida en meses pasados y por otra parte, socializarse la reciente Ley Estatal de Aguas que causó malestar por su manera de aprobarse; ya que no tuvo las suficientes mesas, ni permeó en la población dejando mal sabor de boca ante la falta de claridad de esta ley.

Por otro lado si bien la protesta generó incomodidad entre los automovilistas a la hora que es más transitada, también es cierto que la intervención de la policía antimotines refleja la incapacidad de diálogo o conciliación y exhibe la nula capacidad de resolver el problema con el diálogo. Es decir, faltó operación política. Y después vendría la solicitud a funcionarios y actores políticos para manifestarse a favor de la intervensión policiaca para salvaguardar la cultura de paz. El chiste se cuenta solo.

Por otra parte, en el sentido periodístico; se agradece en el sentido de las imágenes y el abordaje generado por la periodista del programa radiofónico Crece La Voz que se transmite en la radio universitaria, y que se encontraba transmitiendo el programa de la concentración. Dicho evento descrito como Red en Defensa del Agua y la Vida tuvo como programa de actividades una rueda de prensa, para luego pasar al foro abierto sobre los conflictos socioambiantales por el agua en comunidades, barrios y colonias. Para después dar paso al foro cultural en el que las intervensiones de artistas urbanos fueron hechas no en muro sino en plástico vitafil. 

La claridad en su narrativa sonora de la reportera de Crece La Voz, el encuadre de las imágenes que presenta en video en vivo y la parcialidad con la que narra hacen que la pieza periodística no tenga un sesgo político.

El aplomo que mantuvo durante la transmisión es digna de una experimentada reportera que cubre movilizaciones. Logró llevar la narrativa visual sin los atropellados encuadres que los ciudadanos realizan en publicaciones de redes sociales. La estabilidad de la cámara combinada con la buena dicción y amplio vocabulario hacen de esa transmisión un deleite visual. 

Para visitar la transmisión de Crece la Voz visite. 

https://www.facebook.com/crecelavozradio/videos/442367917240060/

Por la tarde-noche, el fotógrafo universitario Jesús Arvizu acompañó a los manifestantes a la fiscalía donde se encontraban los detenidos. Ahí logró un seguimiento estético que va más allá de las meras fotos de registro. Vea la delicia de imágenes bien pensadas en: https://www.instagram.com/p/CepaE3kO8X2/?utm_source=ig_web_copy_link 

El evento global deja un aprendizaje para los reporteros, la academia y las empresas: Urgente capacitación en coberturas de riesgo. ¿Qué hacer en caso de una detención arbitraria? ¿cuáles son los riesgos? ¿Cuáles son los derechos del periodista y hasta donde llega la censura en hechos que ocurren en la vía publica y que son de interés público?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba