DestacadasTráfico

Si es que llegan… los 700 millones del gobierno federal que eran para Paseo 5 de Febrero, podrían utilizarse en otras obras, asegura gobernador.

El gobierno federal no ha aportado los 700 millones de pesos a los que se comprometió para la obra de Paseo Cinco de Febrero, sin embargo, el gobernador Mauricio Kuri confió en que sí serán entregados a más tardar para el 2023, aunque por los tiempos del contrato, podrían utilizarse para realizar otras obras.

Durante la última reunión que tuvo el gobernador con el presidente, Andrés Manuel López Obrador se había llegado al acuerdo para que el gobierno federal aportara dicha cantidad de recursos, sin embargo, hasta el día de hoy no se han depositado a las arcas estatales y ya empezó a correr el contrato de la 2da etapa de la obra.

“El acuerdo con el señor presidente era que nos iba a dar 700 millones de pesos y hasta el día de hoy no nos han llegado, ni nos han dicho nada, seguimos presionando y espero que si no se puede para este año, ver la forma de que para el próximo año nos puedan mandar ese dinero y lo podamos usar en otras obras”, dijo.

La obra de Paseo Cinco de Febrero tendrá un costo total de 6 mil 600 millones de pesos entre los dos contratos y se prevé concluir para septiembre del año entrante.

Respecto a otras dudas sobre el proyecto, el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Fernando González Salinas, confió en que una vez que inicie el cierre de los carriles centrales y la demolición de los 4 puentes, habrá comprensión y tolerancia por parte de las empresas y las escuelas en la zona para tener tolerancia en los horarios de entrada de trabajadores y estudiantes.

“Es un trabajo que hemos estado haciendo junto con el secretario Marco del Prete, el trabajar junto con los patrones y las escuelas, con la secretaria Martha para que haya una tolerancia mayor respecto de las llegadas, evidentemente como son parte de lo que nosotros no controlamos pues tendremos que estar conciliando, pero seguramente va a haber una conciencia mucho más amplia de parte de todos”, comentó.

Finalmente el gobernador expresó que aún no se ha logrado un acuerdo para desviar el tránsito pesado de largo itinerario mientras se realizan las obras, sin embargo, se siguen las negociaciones para que puedan adoptarse desviaciones por los macrolibramientos.

“La carga pesada, nos ha ayudado mucho el gobierno municipal para poder ver si nos puedan ayudar a bajar para ver si se pueden ir por el libramiento 57B, hasta este momento no nos ha ido muy bien con las negociaciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba