DestacadasLos TocablesMirador

Gobierno y delincuencia, huérfanos

“En medio de las armas, las leyes enmudecen.”

Hoy vivimos en un país que se encuentra sumido en la violencia, hoy existen zonas en este país que están bajo el control de la delincuencia organizada. Hoy la “no confrontación” ha llegado al punto de tener a este país a tener un Ejército “humillado”.

Las corporaciones policiacas recibieron ya el golpe más fuerte en lo que llevamos de la 4T.

Así es, apenas hace unos días en Michoacán, en el municipio de Aguililla, 12 policías estatales murieron, uno de tránsito ¡de tránsito! y otros nueve resultaron heridos durante una emboscada, perpetrada, presuntamente por el Cártel de Jalisco Nueva Generación. Sigue siendo Michoacán el foco rojo de violencia durante los últimos años.

Justo en los días en los que Alfonso Durazo, en la homilía mañanera, presentaba un informe del estado de la violencia en el país, donde reconoció que todavía no hay nada que celebrar en el combate a la inseguridad.

Y para muestra pues, los datos oficiales (y los otros) dicen que, al 9 de octubre, (10 meses de administración), la cifra de muertes violentas en México bajo el Gobierno de López Obrador es de más de 30 mil; es decir, un promedio de 96 mexicanos, son asesinados al día de forma violenta en todo el territorio nacional.

La 4T, al día de hoy ha sido incapaz de brindar seguridad a todos los habitantes del país, Michoacán es un ejemplo muy lamentable de que si los propios policías no se pueden proteger a sí mismos. ¿Cómo nos van a proteger a nosotros?

Hoy los mexicanos estamos más preocupados por sobrevivir que por la “Ley Bonilla”, el “espionaje” en Pemex, Medina Mora, Vargas Llosa y la “resurrección del PRI”, revocación de mandato y las consultas “gansito”.

Si bien es cierto que la violencia viene desde los gobiernos anteriores, la mano de la 4T no se ha visto por su política de no confrontar bajo la lógica de que la violencia era por los enfrentamientos.

El propio Hipólito Mora, líder de las autodefensas Michoacanas dice que la estrategia del gobierno debe cambiar.

“No quieren combatir la violencia con violencia, pero si los dejan crecer habrá más muertes que si los combatieran”, dijo Mora.

Y como esto pues lo están convirtiendo en un circo en días pasados, recordamos que la diputada independiente Ana Lucía Riojas le regaló un ‘churro’ de mariguana a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para que no se le olvide su promesa de la legalización de las drogas.

Yo creo que ya lo prendió, pues recién se conocieron los hechos violentos en Michoacán, la Secretaria de Gobernación dijo que esto, es pan de todos los días.

“Yo creo esto ya fue una circunstancia que se dio como la que se dan todos los eventos en el País, todos los días, a todas horas, en todos los lugares del País. Este es el tema”, dijo. Dios nos libre de que así sea.

Hoy es lamentable que no solo el Ejército es humillado por civiles armados y no armados, sino en general las instituciones de seguridad, cada vez hay menos respeto y los índices de violencia repuntan sin que al día de hoy exista una estrategia para revertir la situación.

¿Hasta cuándo este gobierno va a responsabilizar a sus antecesores y combatir la inseguridad en este país?

Ya la burla, la mofa, el “fúchi” y “guácala”, amenazar a los criminales con acusarlos con su mamá y sus abuelitas para que les diera “vergüenza”, es tirar balazos al cielo.

Quizá la estrategia del presidente de los abrazos, de la figura materna, no funcionan porque estos niveles de violencia en el país, no tienen madre.

Al parecer, ellos tampoco.

Tiempo al tiempo.

@hecguerrero

Héctor Guerrero

Periodista. Director en @politicamx @TiempoReal_mx y @losfuertes.mx Adicto a la información. Apasionado y en línea con los deportes y la política. México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba