Columna InvitadaMirador

El bumerang de la narcopolítica tamaulipeca

ACCIONES Y RAZONES / Efraín Klériga / Enero 21, 2022

* En la búsqueda del poder, muchos políticos en Tamaulipas no han reparado en tener relaciones peligrosas, que por una razón u otra los hacen terminar mal, como ha pasado con gobernadores y ahora con precandidatos.

Con pruebas o sin ellas, tres de los últimos cuatro gobernadores de Tamaulipas han sido vinculados con el enriquecimiento ilícito y el uso de recursos de procedencia ilícita.

Dos de ellos, Tomás Yarrington (1999-2004) Eugenio Hernández (2005-2010) actualmente están intentando combatir las acusaciones (hasta donde se sabe, sin pruebas materiales) que los mantienen en prisión.

Uno más, Rodolfo Torre Cantú, ganó las elecciones de 2010 como el Mío Cid, ya fallecido pero aún en la boleta de votación, y fue su hermano Egidio quien cubrió el sexenio.

El doctor Torre fue asesinado el 28 de junio de 2010 a cinco días de los comicios del 4 de julio, aparentemente por un comando bajo las órdenes de Agustín Costilla, entonces líder del Cartel del Golfo.

Permanece oscuro el motivo del homicidio del doctor Torre —quien dos días antes en un discurso declaró la guerra a narco— aunque muchos vinculan a Cabeza de Vaca y políticos priistas ahora en Morena.

Francisco García Cabeza de Vaca (2016-2022) aún en funciones, pasó en 16 años de pobretón a millonario sólo con empleos que el servicio público, y ahora intenta librar ordenes de aprehensión.

El todavía gobernador de Tamaulipas fue acusado por la Unidad de Inteligencia Financiera por defraudación fiscal equiparada por seis millones 512 mil pesos, acusación que dice es falsa.

Igualmente le imputan lavado de dinero y uso de recursos de procedencia ilícita mediante triangulaciones con una empresa de Baltazar Higinio ‘N’ a quien se señala como prestanombres de Cabeza de Vaca.

La Cuarta Transformación también ha acusado que cuando era integrante de la Comisión de Energía en el Senado, recibió dinero por aprobar la Reforma Energética de Peña Nieto.

Esta última acusación es débil, pues la Reforma Energética coincidía con la agenda legislativa del PAN, pero las relaciones peligrosas y su secretario de Gobierno y delfín, César “El Truco” Verástegui, no lucen bien.

Antes de tomar posesión Cabeza de Vaca, circuló un audio del Truco Verástegui donde le pedía a un jefe de plaza del narco en El Mante, que liberara a una persona secuestrada.

Y sigue la mata dando, ahora circula un vídeo, que lleva miles de reenvíos en redes, que acusa a ínclitos morenistas de Tamaulipas de estar ligados al asesinado empresario regiomontano Sergio Carmona Angulo. (

https://www.facebook.com/ReynosaEnDebate/videos/358242339438674

)

Lo peor de este vídeo es que contienen fotos de los aludidos con el empresario asesinado y que ninguno de estos ha salido a negar un vínculo y acusaciones que parecen innegables.

Los señalados son: Américo Villarreal Anaya, candidato de Morena a la gubernatura, y Erasmo González Robledo, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

También señalan a Eduardo Gattas, actual presidente municipal de Victoria, Tamaulipas y a la ex diputada federal morenista y ex diputa local priista, Olga Patricia Sosa Ruiz.

El vídeo firmado por “Debate en Reynosa”, que tiene un usuario de Facebook, afirma que González Robledo, era el enlace con Carmona y quien llevaba dinero a los morenistas.

El vídeo afirma que los morenistas además de reunirse pública y notoriamente con Carmona recibieron dinero, vehículos y usaban frecuentemente el avión del malogrado empresario.

Las imputaciones incluyen al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, quien aseguran utilizó el avión, y se transportó, al menos en una gira por Tamaulipas, en un vehículo del empresario.

En Tamaulipas no es una sorpresa que se acuse a González Robledo de corrupto, pues en LXII Legislatura de Tamaulipas sancionó un faltante de 10 millones como un préstamo al Congreso.

El Legislativo de Tamaulipas no está legalmente facultado para pedir financiamiento ni hubo un permiso del Pleno, y trascendió que el dinero fue a la precampaña a gobernador de Ramiro Ramos Salinas.

Por quejas de la nuera de Américo Villarreal, quien además obtuvo una irregular concesión de agua, se sabe que el aspirante a gobernador, al menos no es una finísima persona.

Un exprocurador de Tamaulipas en una plática me dijo: Mientras Tamaulipas siga siendo frontera y del otro lado haya consumo, el narco va a seguir infiltrando todo.

Egidio Torre, aseguró en una plática con periodistas, que lo más urgente para Tamaulipas era acabar con la clase política, a quienes adjudicaba el homicidio de su hermano…

Eppur si muove.

User007@mxpress.mx

Mobil News Mx

Somos un equipo de profesionales de la información amantes de la imparcialidad y transparencia, y creyentes fervientes de que el futuro de este país siempre puede ser mejor que el presente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba