El silencio después de la tormenta…

Han pasado ya algunos días desde que Sinaloa fue golpeado por la depresión tropical “19-E”, un temporal que en una hora descargo la furia de un año de tormentas. Un desastre. 

Los municipios de El Fuerte, Culiacán  y Ahome fueron los que más resintieron el paso del meteoro. Y sí, otra vez un 19 de septiembre quedará en la memoria, particularmente de los sinaloenses como coincidencia trágica, caprichos del destino o simplemente alguien no hizo bien su trabajo, o todas las anteriores. 

El caso es que la tormenta “19-E” golpeó con todo, se activaron los recursos del FONDEN, para los municipios de Ahome, El Fuerte, Choix, Guasave, Sinaloa, Angostura, Salvador Alvarado, Mocorito, Badiraguato, Navolato y Culiacán. 

Las imágenes se viralizaron en las redes y nadie podía creer lo que estaba sucediendo, el desbordamiento de una presa derivadora en Culiacán, simplemente exhibió a un gobierno ineficiente e hizo ver igual de ineficientes a las autoridades de Conagua, Secretaría de Educación Pública y Cultura del Estado y Protección Civil, sin capacidad de reaccionar ante una tragedia que se pudo haber evitado. Reprobable. 

No es posible que la Conagua no haya previsto con anticipación la fuerza y el probable nivel que alcanzaría el temporal. 

Por otro lado, Protección Civil y la propia Secretaría de Educación Pública que no suspendieron clases, poniendo en riesgo a cientos de niños y sus padres. Un día antes, se ufanaban públicamente que tenían la capacidad de respuesta ante un eventual desastre. Está claro que no. Las imágenes las vimos todos. 

A más de dos semanas de la tragedia, la ayuda sigue llegando, nunca es suficiente, ya prepara el campeón Julio César Chávez una pelea de exhibición para ayudar a los sinaloenses que hoy continúan en condición de damnificados, que en un principio eran más de 100 mil. Hoy son muchos todavía. En Sinaloa, el ISSSTE entregó 9 mil préstamos personales por un monto total de 352.4 millones de pesos, de los que 5 mil son especiales para los derechohabientes que resultaron afectados por las lluvias e inundaciones.

Tres muertes y tres mujeres desaparecidas, luego de que fueron arrastradas por la corriente generada en el arroyo El Piojo, al norte de Culiacán. 

La UNICEF en Sinaloa, recorrió diversos albergues para familias afectadas por inundaciones y entregó paquetes de materiales para organizar actividades con niños y niñas. La coordinación de estas actividades quedó a cargo de madres y maestras. 

Siempre la sociedad renacerá ante la adversidad, ahí se demuestra como tenemos autogestión y quienes gobiernan pues simplemente son incapaces, pasó en los sismos de Septiembre de 1985 y 2018, San Juanico  o aquella explosión en Guadalajara; en fin, sabemos de lo que se habla aquí. Otra vez el 19, otra vez la gran respuesta de la sociedad civil, y otra vez, las autoridades, en sus cargos, se hacen agua, y la sociedad sinaloense, a flote.

Y como bien dicen, a México no se le inundó Sinaloa, sino que al mundo se le inundó su principal granero. Una de sus principales tierras agrícolas, en donde quedó claro que los sinaloenses son fuertes y solidarios, que saben actuar y apoyarse unos a otros pese a la parálisis que demostraron las autoridades.

#FuerzaSinaloa y nunca olvides que “Desde Navolato vengo…”.

Tiempo al tiempo.

@hecguerrero

Héctor Guerrero

Periodista. Director en @politicamx @TiempoReal_mx y @losfuertes.mx Adicto a la información. Apasionado y en línea con los deportes y la política. México

hector-guerrero has 52 posts and counting.See all posts by hector-guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *