DestacadasEleccionesTráfico

Insiste Penélope Ramírez en la castración química

*No podemos permitir que los violadores se vuelvan reincidentes impunes, por ello la propuesta, afirma.

La candidata a la gubernatura del estado de Querétaro por el Partido del Trabajo, Penélope Ramírez, aseguró que su propuesta de castración química a violadores es viable y no violenta los derechos humanos.

En entrevista la abanderada petista sostuvo que dicho procedimiento médico es reversible y temporal, ya que se utilizan sustancias hormonales, cuyo efecto disminuye los niveles de testosterona, inhibe la libido y, así, controla los impulsos sexuales. Una vez suspendido el procedimiento la “castración química” se desvanece y los niveles hormonales vuelven a la normalidad.

“Este procedimiento es comúnmente utilizado en centros penitenciarios para evitar la violencia sexual entre los internos, por lo que este método puede servir como inhibidor sexual en personas que han cometido pedofilia y pederastia”

Además, la abanderada del PT aseguró que existe un alto índice de reincidencia en los delitos relacionados a la violencia sexual y que se carece de un estimado real, ya que las víctimas pocas veces denuncian a sus agresores.

“La mayoría de estos casos provienen de familiares o amigos, lo que dificulta que las victimas realicen la denuncia correspondiente, además el caso empeora cuando las víctimas son bebes, niños o adolescentes que, al ser menores de edad, requieren de alguien que los acompañé a la Fiscalía”.

Respecto al tema de los derechos humanos de los agresores, aseveró que ambas partes tienen los mismos derechos, pero en la coyuntura de este acto las víctimas terminan siendo re-victimizadas y los agresores se convierten en reincidentes impunes.

“En este caso, es necesario ponernos del lado de las víctimas, todas las víctimas de abuso sexual presentan trastornos psiquiátricos, es necesario fortalecer el estado de derecho, y sobre todo enviar un mensaje a los agresores de que ya no habrá impunidad ante los abusos sexuales”

Para terminar, Penélope Ramírez, recordó que la mayoría de los violadores son agresores sexuales oportunistas; y en algunos casos delincuentes con grados de peligrosidad, violentos, impulsivos, muchas veces carentes de remordimientos por la transgresión que generan.

Por ello, está convencida de que no es posible tratarlos como una persona con salud mental, son enfermos que requieren tratamiento, y un esquema posible es la castración química.

Redacción El Queretano

Informamos y disfrutamos Querétaro. Hacemos periodismo útil y revelador. El Queretano es nuestras historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba