Tráfico

El gobierno federal, único operador aeroportuario que pierde recursos: expertos

  • El Estado debería permitir a los particulares encargarse de actividades en las que satisfacen adecuadamente sus necesidades, y sólo actuar cuando estos no pueden o no quieren realizar una actividad.
  • El Gobierno Federal es el único que pierde recursos operando aeropuertos.
  • El AICM en terapia intensiva y el AIFA no es solución.

Juan Carlos Machorro, experto en derecho aeroportuario y aeronáutico, señaló que desafortunadamente no se vislumbra una salida efectiva al problema generado por esta administración en relación con el sistema aeroportuario del Valle de México. “Es una pena, pero el problema es estructural. Todo está cuesta arriba. El AICM se deteriora cada vez más y su ingreso principal, la TUA, se encuentra comprometida para liquidar deuda del proyecto cancelado en Texcoco hasta 2047, no tiene como ni para dónde crecer y el AIFA no resolverá el problema”, explicó.
 
El abogado recordó que el proyecto NAIM constituía la solución al problema más diagnosticado en materia de infraestructura aeroportuaria del país, y resolvía el deterioro e inoperatividad insalvables del aeropuerto Benito Juárez, previendo su clausura definitiva para ser sustituido en la totalidad de sus operaciones por un proyecto de largo plazo, cuya viabilidad se extendiera por el resto del siglo. “Este es un tema sobre diagnosticado, se viene analizando hace más de treinta años; ahora vemos como de hecho, al cancelar el nuevo aeropuerto, sacaron de terapia intensiva al Benito Juárez para operar indefinidamente, sin recursos y sin viabilidad y, peor aún, sin que el AIFA ni Toluca, aun operando juntos, puedan reemplazarlo”, dijo.
 
Juan Carlos Machorro recordó también que al privatizarse el sistema aeroportuario, se reservó la joya de la corona al Gobierno Federal, para que operara eventualmente un aeropuerto de categoría mundial en la capital del país. “Sin embargo, vemos con tristeza que hoy en día el único que invierte y pierde recursos públicos es el Gobierno Federal. Quizás haya que pensar en aplicar el principio de subsidiariedad y dejar esto en manos de la iniciativa privada, si el gobierno no está interesado, no sabe o no puede operar exitosamente un aeropuerto de primer mundo en la capital del país.”
 
El experto mencionó que se descarta un viraje en la administración actual y podemos prever un cierre de sexenio con un sistema aeroportuario cada vez más deteriorado en el Valle de México. “Habrá que esperar tiempos mejores; desafortunadamente gobiernos vienen y van, el país se reinventa cada seis años y los que quedamos somos los ciudadanos, esperando la suerte de los justos”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba