Subterráneo

Confiscación de armas de alto calibre tiene que aumentar: embajador de EEUU en Mexico

Aquellos que trafiquen armas hacia México enfrentarán todo el peso de la ley en los dos países

El esfuerzo binacional, basado en el Entendimiento Bicentenario, busca incrementar de forma significativa el número de decomisos de armas que alimentan la violencia en México, y el enjuiciamiento de traficantes de armas ilícitas

Funcionarios de alto nivel de los gobiernos de México y Estados Unidos iniciaron de manera formal el Grupo Binacional contra Tráfico de Armas del Entendimiento Bicentenario. En la Secretaría de Relaciones Exteriores, las delegaciones de ambos países destacaron que reducir el flujo ilícito de armas y municiones desde Estados Unidos hacia México es un factor esencial para la construcción de paz y el combate de crimen organizado en ambos países.

En ese sentido, los gobiernos de México y Estados Unidos establecieron el Grupo Binacional contra Tráfico de Armas, que incluye a las distintas agencias de seguridad y procuración de justicia de ambos países. El objetivo central es incrementar las confiscaciones de armas y municiones, en ambos lados de la frontera, destinadas a venderse de manera ilegal en territorio mexicano y llevar ante la justicia a los traficantes de armas ilegales en ambos países. Entre otros acuerdos, se destacó agilizar la judicialización de casos, aumentar las extradiciones hacia ambos países, fortalecer los operativos espejo en la frontera común, trabajar en conjunto para modernizar la tecnología de inspección en la frontera y aumentar el intercambio de información balística y de inteligencia.

En la reunión, ambas delegaciones acordaron robustecer la cooperación para aumentar los costos de los traficantes de armas. «Los que trafican armas van a pagar en los dos países», señaló el embajador de EE.UU. en México, Ken Salazar. «La instrucción que tenemos de la secretaria Rosa Icela Rodríguez es que mandemos un mensaje simple: los traficantes de armas enfrentarán mayores costos por sus acciones ilícitas en México y los Estados Unidos», coincidió el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja.

A nombre del canciller Ebrard, el jefe de Unidad para América del Norte, Roberto Velasco, enfatizó que «el objetivo estratégico de la cooperación binacional obedece a una métrica clara: el número de confiscaciones de armas, sobre todo de alto calibre, tiene que aumentar de manera significativa en los dos países». Por su parte, el fiscal general asistente adjunto de Estados Unidos, Bruce Swartz, aplaudió la cooperación bilateral con un enfoque fundada en inteligencia que ya está resultando en más traficantes de armas ilícitas encarceladas, particularmente los que trafican armas de carácter militar por parte de los carteles, y un mejor entendimiento de un mercado negro transnacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba