EleccionesSubterráneo

Candidato a la alcaldía de Uruapan, cumple 48 horas de desaparecido

El candidato a la presidencia municipal de Uruapan por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Omar Plancarte Hernández cumplió 48 horas de estar desaparecido, luego de que un grupo armado lo levantará el 25 de mayo y hasta este momento, las autoridades no tienen pista de su paradero.  

Según los reportes locales, señalan que fue el pasado martes, cuando el candidato a la alcaldía por la capital mundial del aguacate, se encontraba en un rancho de su propiedad en Caurio de Guadalupe en el municipio de Villa Jiménez, junto con Luis Humberto Bueno Fierros.

En ese momento, el candidato no se encontraba acompañado de los escoltas y los delincuentes aprovecharon la situación para sorprenderlo.

El comando obligo a Plancarte y Bueno a abordar con pistola en mano, un automóvil tipo sedan de la marca Volkswagen, modelo Jetta color gris oscuro, para posteriormente darse a la fuga con rumbo desconocido.

La vida de Plancarte Hernández, ha estado marcada por la tragedia, el 2 de febrero del 2012, dos de sus cuatro hijos, Miguel Noé y Omar Alberto, de 25 y 23 años de edad, respectivamente, ambos estudiantes de arquitectura, fueron secuestrados por integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en coordinación con elementos de la Policía Municipal de Zapopan.

De los hechos se sabe, que la célula delictiva, secuestro a cinco jóvenes, entre los cuales, iban los hijos del actual candidato, sin embargo, posteriormente liberó a tres, mientras que Miguel Noé y Omar Alberto, permanecieron en cautiverio.

El mismo candidato reveló en una entrevista anterior, que sus hijos no fueron liberados, por apellidarse Plancarte, hecho que generó una confusión en los integrantes del CJNG, quienes los confundieron con familiares directos de Enrique “Kike” Plancarte, fundador del cartel de Los Caballeros Templarios.

El padre de las víctimas emprendió una investigación y búsqueda y se percató que los responsables de la desaparición forzada de sus hijos, habían sido Omar Espejo Flores, apodado “El Toro”, Ramón Álvarez Ayala “R1” y Rafael Álvarez Ayala “R2”, delincuentes que fueron detenidos hace un par de años.

Como parte de las acciones para dar con el paradero de sus vástagos, Plancarte Hernández se unió al movimiento que encabezó Javier Sicilia.

Luis Humberto Bueno Fierros, fue secuestrado junto con el candidato por el instituto del tucán y también había sufrido la desaparición de su sobrino el pasado 3 de enero del año en curso.

Tras la desaparición del candidato, el equipo del PVEM frenó actividades proselitistas, sin embargo, las encuestas locales, marcaban una tendencia a su favor con 30.1 por ciento de las preferencias electorales y más de 8 puntos por encima de su más cercano adversario, Miguel Ángel Paredes Melgoza de la coalición tripartita del PRI, PAN y PRD. De las últimas entrevistas que brindó el candidato, antes de su secuestro, aseguró que le apostaría al campo y aplicaría todo su conocimiento empresarial para detonar la economía de Uruapan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba