DestacadasSubterráneo

Antros El Epifanio y El Rey arrastraban una serie de irregularidades

Los establecimientos nocturnos El Epifanio y El Rey, en cuyas inmediaciones se registró el asesinato de dos personas el pasado fin de semana presentaron una serie de irregularidades en materia de inspección de venta de alcohol y protección civil durante el operativo ‘Antro Seguro’ que se realizó este fin de semana, informó el subsecretario de gobierno, Martín Arango García.

El operativo Antro Seguro, se realiza todos los fines de semana, con independencia de los hechos registrados durante el fin de semana para revisar que todos los antros, bares, cantinas y discotecas cuenten con todos sus permisos en reglas, sin embargo, entre estos dos establecimientos, se encontró una larga lista de fallas.

De acuerdo al subsecretario, el antro El Rey no abrió durante la noche del sábado y la madrugada del domingo, por lo que no se pudo realizar una inspección por parte de la secretaría de gobierno, sin embargo, una noche antes, el municipio de Querétaro informó que se encontraba bajo procedimiento administrativo porque no contaba con licencia vigente, sino que se encontraba en proceso de renovación.

Por otro lado, el antro “El Epifanio”, que se encuentra también a unos metros de donde acontecieron los hechos y que popularmente se asocia en la zona, se detectó la venta y consumo de bebidas distintas al giro que establece su licencia, es decir, que vendían ‘para llevar’ en vasos de plástico, lo cual es una práctica prohibida, además de que se encontró comunicación del establecimiento con una habitación adjunta con recámara, utilizada presuntamente para que el vigilante pernoctara, sin embargo, también se trata de una práctica prohibida.

“Sin embargo, bueno, como bien saben unos metros adelante se encuentra otro establecimiento, un bar, el cual, pues fue revisado de manera exhaustiva y del cual bueno pues se desprenden se desprendieron diversas irregularidades”, confirmó.

Otra irregularidad fue encontrada en el personal de seguridad, quienes no portaban los uniformes correspondientes y tampoco contaban con el registro solicitado para la seguridad privada.

Además, por parte del municipio –quien también participa en el operativo Antro Seguro- se detectó que El Epifanio, tampoco cumplía con contar con detectores de humo, no tenía suficientes extintores y los que había se encontraban caducados, las instalaciones eléctricas se encontraban en malas condiciones, con cables expuestos, así como la instalación de gas en malas condiciones, entre otros rubros.

Arango García, explicó que en ambos establecimientos se encuentran suspendidos y en el caso de El Epifanio deberá de pagar una multa cercana a los 50 mil pesos, solo por lo que respecta a las anomalías detectadas por la dirección de inspección de la Secretaría de Gobierno, mientras que a este monto deberán de acumularse las multas impuestas por el municipio de Querétaro y no podrán reabrir sus puertas hasta que solventen todas y cada una de las observaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba