DestacadasUrbanismo

Querétaro sin catedral

De acuerdo al Obispo de Querétaro, Faustino Armendariz Jiménez, el proyecto de una nueva catedral para la Diócesis está en marcha y se ubicará en un terreno que el Gobierno Estatal donó a la Iglesia en la zona de Centro Sur y donde se podría edificar un inmueble con capacidad para 3 mil feligreses.

La actual catedral ubicada en Madero esquina con Ocampo en el Centro Histórico fue construido entre 1786 y 1804 por la Orden de San Felipe Neri como un oratorio a petición del padre, Martín de San Cayetano; el obispo e historiador Francisco Benegas y Galván solicitó a la Santa Sede la donación del templo para la creación de la catedral y así fue autorizado en 1921 por el papa Benedicto XV. Entre sus anécdotas destaca la bendición del padre Miguel Hidalgo y Costilla el 19 de septiembre de 1805.

Las Catedrales de Querétaro

Si bien, el término de catedral no se debe a una estructura arquitectónica, un diseño o un tamaño en particular, sino a la función que cumple el lugar donde el Obispo da ‘cátedra’, la mayoría de las catedrales en el mundo cumplen con ser de un gran tamaño, una arquitectura especial y un diseño particular.

De acuerdo a un artículo publicado por José Félix Zavala, el primer templo en ser declarado como catedral queretana, fue el de la parroquia de Santiago en 1863 con la creación de la Diócesis de Querétaro y bajo la orden del primer obispo de Querétaro, José María Diez de Sollano, sin embargo, en 1866, el segundo Obispo, Ramón Camacho y García trasladó el nombramiento de catedral al templo de San Francisco.

En 1911, la catedral volvió a cambiar de sede, ahora, a la Congregación de Nuestra Señora de Guadalupe, debido a que los frailes franciscanos consiguieron la devolución de su iglesia en un litigio ante la S. Congregación de Religiosos.

San Felipe Neri, fue la elección de Banegas, tras descartar templos como San Antonio y Santa Clara, ya que su ubicación y magnificencia, sin embargo, en Querétaro no existe un templo que haya sido construido ex profeso como catedral.

Intentos:

En 1910 el Obispo de Querétaro, Manuel Rivera adquirió por medio de permutas el terreno de las actuales calles de Guerrero entre 16 de septiembre y Madero, donde actualmente se encuentra el Jardín Guerrero, para edificar ahí una catedral.

En 1911 se formó una junta formada por personas reconocidas del pueblo queretano y se organizó un concurso nacional para elegir un proyecto de catedral queretana que ganó el ingeniero Manuel Velasco; se fijó un presupuesto de un millón y medio de pesos para su construcción y el 23 de mayo de 1912 se colocó la primera piedra.

A pesar de que todo el pueblo cooperó en varias tareas para comenzar la construcción, no obstante, al realizar la excavación de los cimientos, se encontró un cuerpo de agua a 10 metros de profundidad, por lo que se detuvo la obra.

Redacción El Queretano

Informamos y disfrutamos Querétaro. Hacemos periodismo útil y revelador. El Queretano es nuestras historias.

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar