El Querétaro que extrañas

Querétaro se ha transformado durante las últimas dos décadas social y económicamente, además de registrar un crecimiento poblacional promedio de 1.4 por ciento anual, lo que ha transformado por completo a la ciudad capital, convirtiéndola en una zona metropolitana pujante.

Sin embargo, en el recuerdo ha quedado la ciudad de finales de los 80 y principios de los 90, y aquellos lugares que los queretanos solían frecuentar, que hoy en día ya no existen o fueron modificados para dar paso a la modernización de la ciudad.

Cinemas

De acuerdo a un escrito publicado por Fernando Muñoz, a pesar de que los primeros teatro-cine de la ciudad se inauguraron en los años 40 y 50, los cinemas modernos llegaron a Querétaro a finales de la década de los 70, por lo que prácticamente la siguiente década tuvieron auge el Cinema 2000 ubicado en Avenida Tecnológico y Constituyentes y mantenía una capacidad de 837 espectadores, cuya entrada tenía un costo de 25 pesos y puso de moda las “atrevidas funciones de medianoche”.

El cinema Premiere 70 fue inaugurado durante 1978 en la calle de Corregidora y el andador libertad, frente a la Plaza Constitución y tenía una capacidad para 686 butacas y abrió sus puertas con la proyección de la película “Rocky” de Silvester Stallone. En ese tiempo también empezaron a funcionar los minicines Alameda I y II.

En épocas más recientes uno de los cinemas que causó sensación fue el primer Cinépolis que se instaló en la ciudad durante la década de los 90 y que hasta hace unos años fue demolido, ubicado al lado de la Plaza de Toros y que junto a Cinemark de Plaza Boulevares cautivaron por su modernidad y gran cantidad de salas.

Antros

Durante los 80 y 90, las discotecas se transformaron en antros y había lugares obligados para los jóvenes, pero ninguno como el JBJ, ubicado en Bernardo Quintana que tenía fama internacional, al igual que el Qiu que fue anunciado como el antro más grande del país ubicado al finalizar Avenida Constituyentes. Otro de los que ofreció gran diversión a los jóvenes durante los 90 fue el VanGog ubicado en Pasteur.

Restaurantes

La primera gran franquicia de comida rápida que llegó a la ciudad fue Beefans, hamburguesas ubicadas en la privilegiada esquina de Ezequiel Montes y Constituyentes, donde hoy existe un centro de atención telefónica; mientras que grandes restaurantes como La Cabaña del Tío Tom, El Besugo, El Cortijo de Don Juan y la Fonda del Refugio también desaparecieron con el paso de los años y recientemente El Arcángel también cerró sus puertas en la mítica esquina de Guerrero y Madero.

Pistas de Patinar:

En particular fueron dos las pistas de patinar que hoy ya no existen y que brindaron grandes momentos a las generaciones pasadas: la que estaba ubicada en el Jardín Guerrero y el patinerama que fue sustituido por el salón de fiestas Chamali.

Otros sitios:

Muchos queretanos también extrañan las antiguas instalaciones de la Feria de Querétaro que hoy en día albergan juzgados civiles y la antigua central camionera que fue demolida para la construcción del Centro Cultural Manuel Gómez Morín.

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 133 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *