Concesiona Marcos Aguilar espectaculares a empresa fantasma

El municipio de Querétaro le entregó la concesión para la instalación de anuncios espectaculares, para uso y comercialización de publicidad, a una empresa fantasma. La compañía no tenía empleados, ni dinero, ni ingresos, ni gastos.

Apenas habían pasado siete meses de que había iniciado la actual administración, cuando el presidente municipal constitucional con licencia, Marcos Aguilar Vega, en representación del municipio de Querétaro, encabezó el grupo de funcionarios que suscribió el título de concesión a la empresa Comercializadora Integral de Soluciones S.A. de C.V. para la instalación de 10 anuncios autosoportados (espectaculares) para uso y comercialización de publicidad.

Ello, porque a dicha compañía se le adjudicó la licitación LPN-007/2016, que tenía por objeto la concesión para su explotación, aprovechamiento, y uso de bienes inmuebles del dominio público municipal, para la instalación, explotación, uso, aprovechamiento y construcción de estructuras autosoportadas unipolares, para uso y comercialización de publicidad.

De los 10 espectaculares se colocarían 5 en el boulevard Bernardo Quintana en sus intersecciones con calle Mecánica; Corregidora Norte (dirección Jurica y Ciudad de México); en el 302 de la colonia Centro; y Fray Diego de Landa; 2 en la avenida 5 de Febrero (entre los accesos 6 y 4 del parque industrial Benito Juárez, y casi esquina con Bernardo Quintana); 2 en la carretera federal Querétaro-San Luis Potosí (esquina acceso C y esquina Rafael Osuna); así como uno más en el cruce de la autopista México-Querétaro y Corregidora Sur.

La adjudicación, según el contrato signado por los representantes del municipio capitalino y los de la empresa, se dio debido a que cumple con todos los rubros que se aplicaron y analizaron para la determinación de un ganador.

Sin embargo, para la ESFE la situación es totalmente opuesta, y así lo revela en su informe anual de auditorías a la cuenta pública del municipio de Querétaro, correspondiente al ejercicio 2016.

El órgano fiscalizador del estado descubrió que se trataba de una empresa de fachada. Sin activos, sin ingresos, sin empleados. Más aún, la compañía Comercializadora Integral de Soluciones S.A. de C.V. llevaba tres años declarando en ceros ante el servicio de Administración Tributaria (SAT).

“Ésta (Comercializadora Integral de Soluciones S.A. de C.V ) no acreditó contar con la capacidad financiera, ni técnica para proporcionar capacitación a operadores, la existencia necesaria de refacciones y equipos adecuados, personal competente para brindar el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de los espectaculares que se utilicen para la explotación de los espacios concesionados”, dice el informe.

Y desenmascara las mentiras con las que se acreditó la sustentabilidad de la empresa para adjudicarle el título de concesión.

“Lo anterior ya que se conoció durante el proceso de fiscalización superior, que la empresa concesionaria manifestó tener un capital social de $50,000.00 (Cincuenta mil pesos 00/1100 M.N.) y en Estados financieros de la empresa solo fueron manifestados $5,000.00 (Cinco mil pesos 00/100 M.N.).

“Durante los ejercicios fiscales 2014, 2015 y 2016, así mismo, en el Estado de resultados manifestó no haber recibió ingresos y no haber realizado gastos, de igual forma las declaraciones de impuestos presentadas ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), e integradas en el anexo técnico se realizaron en forma extemporánea en ceros, por lo anterior se evidencia que la empresa no tenía al momento del proceso de adjudicación la capacidad financiera para realizar la inversión manifestada en su propuesta económica; además de que en los estados financieros presentados, en el rubro de Activo Fijo manifestó no tener nada, en ceros”, afirma la ESFE.

Y cierra: “de igual, forma en su declaración de impuesto ante el SAT, no manifestó retenciones efectuadas por sueldos y salarios; y con respecto a la capacitación del personal, solo proporcionó formatos en blanco sin trabajadores”.

FUERA MÁSCARAS…

En sus observaciones a la cuenta pública municipal de 2016, la Entidad Superior de Fiscalización del Estado en la adjudicación de la licitación LPN-007/2016 para la instalación de 10 anuncios autosoportados (espectaculares) para uso y Comercialización de Publicidad, derivado de que:

  • No acreditó contar con la capacidad financiera, ni técnica para proporcionar capacitación a operadores.
  • No acreditó la existencia necesaria de refacciones y equipos adecuados, personal competente para brindar el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de los espectaculares.
  • Durante el proceso de fiscalización superior la empresa concesionaria manifestó tener un capital social de $50,000.00 (Cincuenta mil pesos 00/1100 M.N.) y en Estados financieros de la empresa solo fueron manifestados $5,000.00 (Cinco mil pesos 00/100 M.N.) durante los ejercicios fiscales 2014, 2015 y 2016.
  • En el Estado de resultados manifestó no haber recibió ingresos y no haber realizado gastos.
  • Las declaraciones de impuestos presentadas ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), e integradas en el anexo técnico se realizaron en forma extemporánea en ceros.
  • La empresa no tenía al momento del proceso de adjudicación la capacidad financiera para realizar la inversión manifestada en su propuesta económica.
  • En los estados financieros presentados, en el rubro de Activo Fijo manifestó no tener nada, en ceros; de igual, forma en su declaración de impuesto ante el SAT, no manifestó retenciones efectuadas por sueldos y salarios; y con respecto a la capacitación del personal, solo proporcionó formatos en blanco sin trabajadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *