Combate a la pobreza, un sexenio perdido

El sexenio de Peña Nieto llega a su ocaso con la elección presidencial. Poco podrá maniobrar entre julio y diciembre para cumplir metas espectaculares. Lo que no se hizo en 5 años y medio, difícilmente se podrá lograr en los 5 meses hasta el 1 de diciembre de 2018. 

Con la certeza de que el sexenio ya bajó la cortina, se puede decir que se trata de un periodo presidencial que resultó en un tiempo perdido en materia de combate a la pobreza.

Al menos eso es lo que muestran las mediciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

El porcentaje de la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria se ubicaba en 39% a mediados de 2012. Para finales del 2014, esta proporción ascendió a casi el 43%.

Desde entonces, comenzó una tendencia a la baja hasta regresar al nivel del 39% a inicios de 2017, bajada que se vio interrumpida con un nuevo ascenso vertiginoso al 42% por efecto del incremento de la inflación que siguió al gasolinazo.

La tendencia en la recta final del sexenio, el 2017 y lo que resta el 2018, hace suponer que este indicador de pobreza termina el periodo peñista tal como comenzó, a pesar de las reformas estructurales, a pesar de programas sociales, a pesar de los discursos oficiales.

 

Gabriel Morales López

Periodista. Columnista en El Queretano y en Imagen Querétaro 94.7 de FM.

gabriel-morales has 44 posts and counting.See all posts by gabriel-morales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *