Expresar, crear y construir por medio del teatro

Chito ha encarnado a distintos personajes, entre los que destacan Margarito, el indito que ha salido en 17 pastorelas y Pomarosa, con quien el público queretano se ha encariñado.

En medio del bullicio de la gente que pasa por la calle 5 de mayo y los clientes del café del Teatrito La Carcajada, Jorge «Chito» Izquierdo, caracterizado de Pomarosa, concedió una entrevista para EL QUERETANO en la que nos habla de su gran trayectoria.

A escasos minutos de iniciar la plática, el actor regresó tras bambalinas para desmaquillarse y desfundarse de las medias, falda, blusa y la peculiar peluca que ha acompañado al personaje de «Las queretanas asesinas».

«Cuando iba en la primaria siempre fui muy participativo en eventos de oratoria, canto, poesía, me gustaba todo lo que implicara el arte. Cuando cursé la secundaria también lo fui, pero en preparatoria me olvidé un poco sobre esta gran pasión», comentó.

Recuerda que a la edad de 15 años el director queretano Román García, lo integró a un grupo teatral de la iglesia, siendo este momento el parteaguas de una carrera artística que le ha dejado un sinfín de satisfacciones.

Chito continuó con sus estudios y en 1997 Javier García Santana lo invitó a formar parte del elenco de La Casona del árbol; en 1998 conoció a “Coka” -Ricardo Ortega-, con quien hace un dúo perfecto en una puesta en escena para niños que se presentaba los domingos en el recinto.

Años más tarde el actor comenzó a estudiar la licenciatura en Ciencias de la Comunicación y al mismo tiempo cantando para grupos versátiles y rock en bodas y bares, sin dejar de lado el teatro.

Dada la buena relación que existía con Coka, ambos realizaron algunos proyectos juntos, en los que incluyó la apertura del Teatrito La Carcajada, el cual está por cumplir 15 años de hacer reír a su público.

“Él tenía un grupo de trova y en ese momento se desintegró, quisimos hacer el grupo de teatro y de ahí nació el Teatrito La Carcajada. Luis Mario Ganuza nos escribió la obra «La pareja de tres», después se montó «Más vale gallina en mano que haciéndola caldo» que nos dio la patada de la buena suerte y un 4 de mayo del 2004 se inauguró formalmente el Teatrito La Carcajada”, comentó el actor.

A sus 41 años, Chito ha encarnado a distintos personajes, entre los que destacan Margarito, el indito que ha salido en 17 pastorelas y Pomarosa, con quien el público queretano se ha encariñado por su entusiasmo y sororidad con las mujeres.

“Margarito y Pomarosa son definitivamente dos de los más grandes personajes que he hecho. Creo que nos casamos un poco con ellos, porque una vez que creamos un personaje, es difícil que lo dejemos ir. Personificarse de mujer a veces es cansado porque hay que vestirse muy detalladamente, medias, vestido, maquillaje, pero lo disfruto al cien”, detalló Chito.

A pesar de los años de trayectoria, Izquierdo confiesa que una de las partes más difíciles de estar en un escenario es hacer reír al público, “siento que es un desafío cada que nos subimos porque no sabemos cómo va a reaccionar la gente”.

“Si nosotros nos divertimos creo que ellos lo harán, pero a veces no pasa y se convierte en un desafío para nosotros y la improvisación nos ha ayudado a entrar en una dinámica que a los espectadores les ha gustado y que día a día hemos trabajado”, destacó Jorge Izquierdo.

Respecto al teatro, el cofundador del Teatrito La Carcajada mencionó que esta rama de las artes escénicas le ha dado la posibilidad de expresar, crear y construir de manera diferente lo que se lleva dentro.

“Es mi primera casa. Aquí he tenido mis mejores fiestas y he disfrutado de mis mejores momentos. El teatro es mi universo; no me aburro, no me siento triste, es mi terapia, motivación, es mi energía pura”, declaró Chito Izquierdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *