Piñatas Queretanas, un Negocio Familiar

Las posadas son un símbolo indiscutible de nuestra cultura, al grado de ser la escena predilecta con la que en otro países representan las festividades de adviento y las tradiciones mexicanas con un sin número de elementos que demuestran el arraigo de nuestra Fe y creencias religiosas, en donde por supuesto no podrían faltar las tradicionales piñatas de siete picos, pero te has preguntado, ¿qué significan y de dónde vienen?.

“Las piñatas son de origen chino y llegaron a México a través de la conquista española, los europeos tomaron esta tradición y la vincularon con las celebraciones de cuaresma; sin embargo, no fue sino hasta que los misioneros españoles notaron que los indígenas de la región tenían como costumbre elaborar vasijas de barro para después romperlas en algunas celebraciones al Dios Huitzilopochtli en una manera muy similar a lo que ellos hacían, por lo que en 1586, los frailes Agustinos de Acolman Estado de México recibieron la autorización del Papa Sixto Quinto para celebrar misas de aguinaldo que más tarde se convertirán en las tradicionales posadas y hay quien dice que fue entonces cuando por primera vez apareció la piñata como hoy en día la conocemos”, nos cuenta Rolando Flores, artesano piñatero, parte de la familia Corona, quienes desde hace varios años elaboran y venden con éxito estas tradicionales piñatas.

Las piñatas y la Fe

El sentido religioso ha sido sin duda el ingrediente que ha definido la permanencia de este ingenioso trasto, ya que representa la lucha del hombre contra sus propias pasiones, los colores brillantes significan las tentaciones impuestas por el demonio y los 7 picos representan los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza , abatidos por un palo de madera que representa el evangelio o la palabra de Dios, la venda en los ojos simboliza la Fe y los frutos, la gracia de Dios que recibimos al permanecer fieles en su camino.

¿Cuál es el proceso de elaboración de una piñata?

El transcurso de los años ha modificado un poco la manera de elaborar este tradicional símbolo, aunque aún existen por ahí las hechas con barro.

Roberto nos explica la manera en la que el realiza poco más de 350 piñatas en esta temporada.

“ El proceso va desde cortar lo que viene siendo el periódico, hacer el engrudo con harina y agua hirviendo, mezclándolo con agua fría para que agarre la consistencia, después de ahí pues se cortan los pedacitos de papel y se van uniendo y ya puede ser en pelota o en globo, el proceso se divide entre todos los de la familia, nosotros pasamos todo el año recolectando papel, después de esto le ponemos el papel de la tortilla, se le llama blanquear, para obtener un tono que sea más fácil marcar o pintar el diseño sobre la piñata.

“Los materiales que más usamos son, el papel estaño, y el papel china, pues mira el estaño le da elegancia y cache, las chinitas, se ven más floridas, son más tradicionales”, afirma.

Además de elaborar estas tradicionales piñatas durante el año hacen las que denominan como “cabezoncitas”, y pueden representar a cualquier personaje de fantasía o política, que si bien no tendrán el mismo significado religioso seguro te harán pasar un excelente rato de diversión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *