La Trattoria della Piccola  Giovanna

Querétaro como entidad se ha destacado por tener una gastronomía diversa y muy bien nutrida debido a su posición geográfica, esto lleva a que existan platillos de toda índole y procedencia, lo mismo sucede con los comensales, quienes se han adaptado, según algunos especialistas, a las diferentes corrientes que se han establecido mayoritariamente en la capital.

Sin embargo, esta diversidad de igual manera mucho tendrá que ver con que hoy en día, comer, no solo va del hecho de adquirir combustible para el cuerpo y cargarlo de energía suficiente para las actividades diarias.

No, comer es uno de los placeres que más se disfrutan, pues normalmente, la sagrada hora del alimento, ya sea por la mañana, la tarde o la noche, se asocia siempre con buenos momentos, ya sea recién vividos o venideros.

Debido a lo anterior, en esta redacción no quisimos dejar pasar la oportunidad de hablar de una de las variedades  de restaurante que  más éxito ha tenido a lo largo y ancho del estado y de la república  mexicana, un lugar en el que estamos seguros todos hemos comido alguna vez.

Se trata de las fonditas tradicionales, los lugares preferidos por la clase trabajadora queretana,  y para abordar el tema  hemos seleccionado a una de las fondas más icónicas de nuestra ciudad, la famosa “Trattoria de la Picola Giovanna”  o, Fonda Juanita, elija usted el nombre.

A ciencia cierta, ni sus mismas empleadas saben con exactitud cuándo comenzó el viaje culinario de Juanita, que si bien es cierto se sabe lleva más de 30 años deleitando paladares, tampoco dieron razón del origen del peculiar nombre, aunque hay quien dice  que su rimbombante sustantivo proviene de un comensal  italiano enamorado del sazón  del lugar, finalmente   el nombre es solo la cereza del pastel, lo valioso llega al sentarse en una de sus mesas.

De nula elegancia, pero de mucha tradición, la Trattoria de la Picola Giovanna tiene por característica entregar platos bien ejecutados y tremendamente servidos a precios accesibles,  en donde se puede comer un delicioso chambarete, asadura -platillo muy queretano-  o unas buenas enchiladas verdes, para después cerrar con uno de sus más exquisitos postres como el flan napolitano, mismo que, nos atreveríamos a decir en EL QUERETANO, es el sello de la casa.

Además de lo mencionado, en  la fonda Juanita,  puedes encontrar cualquier platillo típico de una fonda, eso sí siempre bien acompañado de un buen trozo de queso ranchero, el gancho perfecto para la lealtad de algunos de sus asiduos parroquianos.

“Tengo aproximadamente 27 años almorzando en este lugar,  y no ha cambiado en absoluto,  me encanta venir y disfrutar  con la familia, un lugar como estos es la viva  representación de que para que un restaurante sea excelente no necesita alfombras rojas.

“Si te fijas a tu alrededor veras las típicas sillas de refresquera  y en ellas puedes encontrarte desde personas humildes hasta personajes de la sociedad queretana, albañiles, abogados, doctores, aquí habemos de todo,  y a todos nos pica la salsa igual”, comentó Juan Pedro Cornejo, cliente del lugar.

La Trattoria se encuentra ubicada en la colonia Casa Blanca , en la calle Emiliano Zapata, muy cerca de Avenida constituyentes,  y es un imperdible de la ciudad, así pues,  si recién  llegaste a la ciudad,  estamos seguros que esta deliciosa fonda  estará dentro de tus 10 principales, no dudes en ir pronto a vivir la experiencia.

Redacción

Informamos y disfrutamos Querétaro. Hacemos periodismo útil y revelador. El Queretano es nuestras historias.

admin has 2406 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *