DestacadasLos TocablesMirador

El mundo mágico de AMLOTOPIA

El Coronavirus ya nos alcanzó y apenas se confirmó el primer deceso de un mexicano, desgraciadamente el primero de muchos. Las cifras aumentan.

Mientras en AMLOTOPIA el feminismo no existe, ni la violencia histórica, ni la caída del peso, donde lo importante son trenes aviones, rifas y tandas, el mundo estaba sufriendo las consecuencias del Coronavirus.

Así es, cuando se le preguntó si Estados Unidos pidió a México limitar el flujo en la frontera, como lo acordó con Canadá, y sin que nadie le preguntara, tomó su cartera y mostró unas estampitas

Pero en AMLOTOPIA, no hay de que preocuparse, pues a pesar de la irresponsable, tardía y poco contundente reacción del gobierno, el máximo líder nos cubre con un “Escudo protector” para que nos aísle del virus.

“Detente, enemigo, que el corazón de Jesús está conmigo», arenga el monarca desde su palacio. Sus fieles respiran tranquilos.

“El escudo protector es como el “detente”, ¿saben lo que es el detente verdad? El escudo protector es la honestidad, eso es lo que protege, el no permitir la corrupción”.

Así responde quien vive en un mundo mágico, donde lo que pasa por su mente es la realidad, un hombre que piensa que es inmune gracias a su fuerza moral. A sus fieles “ollitas para la baba”.

Y que decir del secretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien eleva a los altares al monarca pues él y solo él puede dar abrazos y besos porque su fuerza no es de contagio, sino moral.

Que lejos estamos de Alemania, donde Angela Merkel, en un discurso dirigido a la nación dijo que desde la reunificación alemana, no, desde la Segunda Guerra Mundial, no ha habido un desafío para Alemania que dependa tanto de nuestra solidaridad común.

“Desde la Segunda Guerra Mundial no ha habido mayor desafío para nuestro país que dependa tanto de nuestra unidad y solidaridad”, dijo la canciller.

O de Canadá, donde el primer ministro se autorecluyó porque su esposa contrajo el coronavirus.

O de Francia , donde su presidente, Emmanuel Macron, anunció la cancelación del pago de impuestos y servicios debido a la cuarentena por el Covid-19.

En fin, ayer se informó que los casos de infección en México llegaron a 118, los casos positivos aumentan en México en un 14.3 por ciento al día en promedio. Si ese parámetro se mantuviera, entonces terminaríamos el mes de marzo con 670 casos y al 30 de abril tendríamos cerca de 37 mil casos, una cifra semejante a la que hoy tiene Italia.

Así que lo peor apenas viene, y deseamos que la sociedad civil junto con el gobierno logremos sortear esta crisis de la que confío que saldremos bien librados.

Nuestra responsabilidad es no crear pánico, hoy, de acuerdo con datos oficiales, el escenario de estos días es que el 80 por ciento de personas contagiadas ni siquiera sabrán que estarán infectadas, que el 15 por ciento tendrá síntomas leves y sólo el 5 por ciento podría tener complicaciones. Éste último grupo lo conforman personas de edad avanzada, embarazadas, pacientes con enfermedades crónicas o con sistema inmune vulnerable.

El poner un cerco al Coronavirus es responsabilidad de todos, desde la casa, estamos cuidando de nuestra vida, la de nuestros seres queridos, la del vecino.

Esta pandemia o epidemia pasará y saldremos un poco raspados pero bien librados, el mundo no volverá a ser el mismo, Para detener el coronavirus, necesitaremos cambiar radicalmente casi todo lo que hacemos: cómo trabajamos, hacemos ejercicio, socializamos, compramos, administramos nuestra salud, educamos a nuestros hijos, cuidamos a los miembros de la familia.

Como de costumbre, el costo real será asumido por los más pobres y los más débiles, son a quienes debemos cuidar.

Hoy el gobierno se ha equivocado en el tratamiento de esta pandemia mundial. Debe corregir y aceptarlo. Miles de vidas están en juego, no solo la de sus fieles, sino la de todos los mexicanos que se encuentran en el mundo.

Señores, es hora de ponerse a gobernar y dejar las supercherías y los pleitos para luego.

El mundo mágico de AMLOTOPIA también está en riesgo.

Tiempo al tiempo.
@hecguerrero

Redacción El Queretano

Informamos y disfrutamos Querétaro. Hacemos periodismo útil y revelador. El Queretano es nuestras historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar