DestacadasTráfico

¿Qué crees? ¡También hay día del hombre y es hoy!

A diferencia del Día de la Mujer que se celebra con bombo y platillo o se aprovecha para rendir homenaje a las grandes luchadoras feministas o para conmemorar la muerte de aquellas que han sido víctimas de violencia e incluso perdieron la vida, este 19 de noviembre, Día del Hombre, México lo olvida.

Fue en el año 1992, que Thomas Oaster, profesor de la Universidad de Missouri-Kansas, estableció este día para conmemorar a todos los hombres, sin embargo, fue 7 años más tarde que se estableció a nivel mundial.

Este día, sirve para reforzar la mejora de las relaciones de género, la promoción de una mayor igualdad entre ambos sexos y la puesta en relieve de modelos masculinos positivos y empáticos con las mujeres.

Asimismo, el 19 de noviembre, se aprovecha para conmemorar a los hombres que fallecieron víctimas de cáncer de próstata, testículos o pene, dolencias que solo el género masculino padece.

Sin embargo, este Día del Hombre, a diferencia del Día de la Mujer, no tiene actos conmemorativos, protocolarios, ni felicitaciones, regalos, abrazos, comidas, agradecimientos, notas periodísticas, entre otros, para galardonar a todos aquellos padres y jefes de familia responsables.

Y es que, si bien la violencia de género y feminicidios se mantienen al alza, en la vida de cada mujer, existe al menos un hombre, abuelo, padre, hijo, hermano, primo, tío, amigo, jefe o compañero, empático, que cumple con sus responsabilidades a cabalidad, protege, ama, quiere y cuida a los demás, independientemente del sexo.

Sin tomar en cuenta a cientos de padres, que toman como propios hijos ajenos, responsabilizándose, dándoles educación y cuidado, así como aquellos que -aunque son los menos- pero que también fueron abandonados por la mujer o enviudaron, asumiendo el lugar de ambos progenitores.

Por ello, El Queretano Digital aprovecha para felicitar a todos aquellos hombres que respetan, se emocionan, sienten, vibran, sufren, disfrutan, los que no necesitan demostrar su masculinidad con violencia, que asumen responsabilidades, que respetan los sentimientos, que disfrutan del trabajo y del hogar, que ayudan con las labores hogareñas, que lloran, cuidan, aman y protegen a los demás.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba