DestacadasLos TocablesMirador

Albacea: el nuevo tapado

Ya no sé que es más molesto: corroborar todos los días que este gobierno miente como respira o pensar que los mexicanos somos tan estúpidos para creernos todo lo que nos dicen.

Dejo claro que no se trata de medrar con el estado de salud del presidente, por el bien del país esperamos que su salud no decaiga y pueda cumplir con la labor encomendada.

El pasado viernes, el presidente López ingresó al Hospital Central Militar de Ciudad de México, donde fue sometido a “una revisión médica rutinaria”.

De todos es conocido que hace más de ocho años López sufrió un infarto de gravedad y desde entonces sufre hipertensión y, también que en dos ocasiones ha enfermado de covid.

Y como es clásico del vocero, Jesús Ramírez dejó un vacío informativo que dio lugar a muchas especulaciones, fundadas y también sin sustento.

El hecho es que algo estaban ocultando, como siempre y la verdad no tardó en salir a la luz, bueno, la verdad corregida y aumentada, como le gusta a López.

Resulta que la “revisión de rutina”, se convirtió en un “cateterismo de rutina”, así como se lee y así de incrédulos creen que somos todos.

Quienes ya pasamos los 40 sabemos que no existe tal cosa como un “cateterismo de rutina”

Ya no es solo un manejo de incapaces o que mientan deliberadamente sobre el tema, cuando el propio López desmintió todos sus vericuetos y aceptó que pasó la noche en el Hospital Militar.

¿Cuál es el verdadero misterio?, pues la versión oficial es que el Presidente se encuentra en óptimas condiciones de salud luego de la realización de un proceso invasivo de emergencia.

¿Cómo pasó de ahí a ser diagnosticado perfectamente sano?, pues nada, una vez más el mesías de Macuspana y sus apóstoles convirtiendo el agua en atole y a multiplicar los tamales de chipilín, lo que hacen todos los días… un milagro.

Y como un buen profeta, salió a decir en un video que todo está bien, lleno de cursilerías, donde minimiza los hechos y no solo eso, sino que optimiza el incidente al grado de decir que tiene un “testamento político” en caso de su ausencia física.

Así es, para tranquilidad de sus fanáticos dijo que tenía un testamento político donde sus fanáticos, sigan echándole la culpa de todo a los gobiernos pasados, nos deja a nosotros todas las responsabilidades, incluido el despellejamieto entre Claudia y Marcelo, Gatell y los más de 140 mil muertos que no quiere reconocer, además de que y que nos hagamos bolas con sus megaproyectos que, de los tres, no vemos claro uno.

Así, como si estuviéramos en una monarquía.

“Acerca de lo del testamento, que genera alguna inquietud, tengo la responsabilidad de actuar previendo todo, cualquier circunstancia, más cuando iba yo a someterme a este cateterismo. Y tengo desde hace algún tiempo un testamento y ya siendo presidente, le agregué un texto que tiene, como lo dije en el video, el propósito de que en el caso de mi fallecimiento se garantice la continuidad del proceso de transformación y que no haya ingobernabilidad; que las cosas se den sin sobresaltos, sin afectar el desarrollo del país, garantizando siempre la estabilidad y el que se avance en el proyecto que hemos iniciado”.

¿Y la constitución apá? Ahí se acaba todo el debate, el contexto, las especulaciones, lo demás son dramatizaciones, depende de lado te encuentres. Lo que si es un hecho es que algo no anda bien allá arriba en el monte…

Y así otra vez López es el dueño de la conversación, de la agenda política y de todos los temas, es sin duda un buen recurso, pero como todos, está por agotarse.

Es un hecho que la salud del presidente está deteriorada y eso no se puede esconder, pues tooooodos los días tenemos una imagen de López y, particularmente, las de esta semana ahí si, no engañan a nadie.

Esa insana obsesión de López por pasar al panteón de la historia como el prócer que todo México (y sus mascotitas) esperaban.

Ahora el viejo tapado de los regímenes priistas, ahora con la #4T se le puede llamar “albacea”, pues no hay testamento sin herederos.

Ya en serio, sin desear la muerte a nadie, me muero de ganas de saber el contenido de ese testamento ¿Qué nos va a heredar el padre de la chairiza y supremo líder de la #4T?

Bueno, haciendo como siempre una especulación responsable, la #4T nos hereda en vida es: la tasa de homicidios más grande en la historia, la peor crisis económica en 30 años (sin pandemia), uno de los peores manejos de la pandemia en el mundo con más de medio millón de mexicanos muertos por covid (cuando el escenario catastrófico eran 60 mil), una corrupción que goza de rebosante salud y… mejor les pregunto a ustedes ¿Qué les ha heredado en vida la #4T?

Deseo una pronta recuperación al presidente y que termine su mandato con más gloria que pena, aunque todo apunta a que no será así.

Ya el nuevo tapado, o sea el albacea de su testamento político, ¿continuará con su legado? O al rato dirán: Aquí despacha (el presidente o la presidenta), pero el que manda, está en Palenque.

¿Les suena?

P.D. El asesinato a periodistas no puede seguir siendo permitido por este gobierno (porque sí es un gobierno que lo permite) , ya van 3 en menos de un mes y el presidente pensando en proteger acosadores, testamentos y béisbol.

Tantita… tantitita.

Tiempo al tiempo.

Héctor Guerrero

Periodista. Director en @politicamx @TiempoReal_mx y @losfuertes.mx Adicto a la información. Apasionado y en línea con los deportes y la política. México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba