DestacadasSubterráneo

Cae cultivo de amapola en México

El cultivo de amapola en México registra una tendencia a la baja, de acuerdo con el Informe Mundial de Drogas 2021.

El reporte anual de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) indica que la superficie destinada al cultivo de amapola en el País disminuyó un 30 por ciento, al pasar de 30 mil 600 hectáreas en 2017 a 21 mil 500 en 2019, último año con información disponible para una estimación.

La cifra de 2019, apunta, la más baja desde 2014.

La mayor parte de los cultivos de amapola en México, detalla, se encuentran en seis estados ubicados a lo largo o cerca de la costa del Pacífico, principalmente Sinaloa y Chihuahua, en el norte, y Guerrero, en el sur.

La estimación de la superficie cultivada, explicó la UNODC en un comunicado, es resultado del análisis de una muestra representativa de imágenes satelitales verificadas mediante fotografías aéreas en todo el territorio mexicano, además de incursiones en zonas determinadas con base en un mapa de riesgo por personal altamente capacitado.

De acuerdo con el organismo, México se ubica en el tercer lugar a nivel mundial por superficie destinada al cultivo de amapola, con 9 por ciento del total, detrás Myanmar, con 14 por ciento, y de Afganistán, con 69 por ciento.

Además, la productividad de los campos de amapola en Afganistán, de 29 kilos de opio por hectárea, es superior a la de México, con 21 kilos, y a la Myanmar, con 14 kilos.

No obstante, acotó la UNODC, el trabajo de campo permitió observar el uso de fertilizantes, herbicidas y plaguicidas para el cultivo de amapola, lo cual indica una mejora en las técnicas de cosecha.

Así, la producción potencial de goma seca se mantuvo estable, con una disminución de sólo 10 toneladas métricas en 2019, lo que representa 2 por ciento menos que en el año previo. La concentración de morfina en la goma de opio fue del 17.6 por ciento, un incremento de 1.4 puntos.

En tanto, indica el Informe, se ha consolidado la participación de los grupos del crimen organizado mexicano en la exportación de heroína y fentanilo y sus análogos a Estados Unidos.

La proporción de la heroína y la morfina consumida en EU procedentes de México -como país productor o de tránsito-, refiere, pasó de 38 por ciento en 2008 a 93 por ciento una década después.

En tanto, los envíos a México de fentanilo de otros países (como India) y de precursores químicos procedentes de China para la fabricación clandestina han aumentado en los dos últimos años.

Los principales participantes en el tráfico de fentanilo, señala, son los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

Los cárteles mexicanos, advierte, la UNODC, han recurrido además a la mezcla de drogas y a alianzas con otros grupos del crimen organizado que operan en EU.

«Grupos del crimen organizado mexicano, en particular el Cártel de Sinaloa, también fueron identificados como proveedores de grupos del crimen dominicano que operan en EU y que participan en la venta de heroína y fentanilo en el noreste del país, sobre todo en Nueva Inglaterra», indicó.

(Con información de REFORMA)

Claroscuro

Claroscuro, lo blanco y lo negro de la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba