Universitarios crean prototipo de bolsa biodegradable a partir de olote de maíz

Estudiantes de Ingeniería en Biotecnología de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) participan en el Premio Santander a la Innovación Empresarial 2018 con el proyecto “Boltsiri”.

Se trata de un prototipo de una bolsa biodegradable hecha a partir de celulosa que se obtiene de desechos agroindustriales.

Dicho galardón tiene el objetivo de estimular una cultura emprendedora y el desarrollo de empresas con alto potencial de crecimiento y valor agregado.

En Querétaro se utilizan alrededor de 140 mil toneladas de bolsas plásticas cada año, lo que en conjunto representa un grave impacto ambiental.

Se estima también que dichos productos tardan entre 100 y 500 años en desintegrarse por completo a diferencia de ésta, cuyo tiempo de degradación es considerablemente menor.

Al respecto, Mónica Citlali García García, alumna de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, declaró que, con la aprobación del nuevo Reglamento de Protección Ambiental y Cambio Climático del Municipio de Querétaro, -que entrará en vigor a partir del 1 de abril- se prohibirá el uso de bolsas plásticas en los comercios para el acarreo de productos.

Y pensando que dicha regulación podría extenderse a lo largo del país y del mundo, esta es una opción ambiental viable, pues además es rentable en el mercado al considerar su proceso de elaboración, coincidieron los jóvenes.

“De ahí surge nuestra idea de crear una bolsa 100 por ciento biodegradable y que sea elaborada a partir de residuos agroindustriales para así reducir su costo con respecto a las que son hechas de plástico. Los materiales que usamos en este proyecto son olote de maíz”, añadió García García.

“Boltsiri” presenta propiedades mecánicas semejantes a las del plástico, siendo casi igual de resistente, pero sin presentar un riesgo para el medio ambiente. Además, gracias a la naturaleza de sus componentes puede ser considerada como comestible por lo cual no generaría problemas por su ingesta accidental en animales.

Con el prototipo, los estudiantes de la Facultad de Química se inscribieron en dicho certamen organizado por la firma bancaria Santander, con cuyo premio esperarían desarrollar la producción a mayor escala de “Boltsiri”.

“Como ingenieros en Biotecnología tenemos el compromiso de diseñar productos que satisfagan las necesidades de las personas, pero que también ayuden a resolver problemas actuales como la contaminación”, expresó la universitaria.

Por su parte Manuel David Vaca Tello, otro de los involucrados en el proyecto, agregó que tienen confianza en que a partir de su propuesta, otros estudiantes saquen adelante sus propios proyectos, pues más que ganar reconocimiento, pretenden que haya un cambio en la cultura ambiental en la población.

En la primera etapa del concurso, la idea es que a través de un video difundido en Internet la gente pueda hacer conciencia sobre de esta problemática y, además, cumplir con los criterios de evaluación de Santander, como lo son viabilidad, innovación y la capacidad de sacar adelante esta iniciativa.

Durante la segunda etapa, se evaluará el video para que responda claramente el proyecto y el desarrollo de un plan de negocios. En la tercera y última etapa, habrá una evaluación presencial y se seleccionará a los finalistas, según la convocatoria.

Es así que Mónica Citlali García García, Raquel Adriana Ríos Romo, Manuel Bermejo Chávez, Luis Felipe Delgado Sánchez, Armando Melgarejo Mancilla, Diego Alberto Cárdenas Ramírez, José Roberto Chiapa Gayosso, Hugo Eduardo Ontiveros Ledesma, María José Rodríguez Hernández, Itzel Solís Godoy y Manuel David Vaca Tello son los involucrados en el proyecto, asesorados por la Dra. Monserrat Escamilla García.

Redacción

Informamos y disfrutamos Querétaro. Hacemos periodismo útil y revelador. El Queretano es nuestras historias.

admin has 1955 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *