Querétaro, Ciudad Top-E

En Querétaro existe la percepción de que hay demasiados topes; sin embargo, nadie sabe a ciencia cierta cuántos hay. Muchos o pocos.

A pesar de que hay calles que pueden tener demasiados o innecesarios, la presente administración municipal retiró algunos de ellos y los suplantó por semáforos.

Lo cierto es que la idea de utilizar topes como reductores de velocidad, obedece a una pésima cultura vial de los automovilistas para respetar los señalamientos viales y la velocidad permitida además de que perjudican al medio ambiente y causan malestar entre la población.

De acuerdo a un estudio realizado por el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, las emisiones vehiculares, gasto energético y exposición a contaminantes atmosféricos se disparan hasta en 900 por ciento debido a los reductores de velocidad.

En el texto del estudio, se sostiene que en un rango de velocidad de entre 70 y 80 kilómetros por hora, las emisiones son menores, mientras que a velocidades más bajas o más altas, las emisiones se disparan considerablemente.

En la ciudad de Querétaro, no existe un censo o reglamento alguno que regule la instalación de topes, por lo que las autoridades no conocen cuántos topes se han colocado, ni en qué zonas por lo que tampoco se puede sacar un promedio que permita estimar cuántos de estos reductores de velocidad se tienen en las aproximadamente 10 mil calles que tiene la capital del estado.

A continuación, algunas de las vialidades en las que según los ciudadanos, hay más topes:

Carretera a Tlacote.

Hasta antes de que el municipio iniciara la obra de rehabilitación de esta vialidad, los ciudadanos que radican en la zona poniente de la ciudad mantenían una queja unánime sobre la cantidad de topes que estaban colocados en esta vialidad y el congestionamiento vial que provocaban; ahora existe la expectativa de cómo quedará tras la obra y si dejarán de nombrarla “carretera a Tlatope”.

Avenida Candiles

Corregidora no canta mal las rancheras, a pesar de ser una pendiente, la avenida Candiles cuenta con muchos reductores de velocidad. Sin ser una calle donde los automóviles puedan ganar velocidad por el mismo trazo, la angostura y la inclinación de la avenida, también es un dolor de cabeza para los que diariamente transitan por ella.

Avenida Hércules

La calle principal de la delegación Cayetano Rubio, es especialmente estrecha para la circulación en doble sentido en algunos puntos, por lo que es una hazaña avanzar cuando vienen de frente unidades de transporte público, por si eso fuera poco, es una de las que más tienen topes que obligan a reducir la velocidad.

Boulevard de las Américas

Por si los semáforos fueran pocos, los topes se han convertido en una problemática en el Boulevard de las Américas que es una de las vialidades principales para colonias como Reforma, Lomas de Casablanca y su conexión con Candiles y la zona sur-poniente, incluso se llega a utilizar como vía alterna a la carretera 57.

 

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 147 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *