Municipio de reinventa por trienios

Las políticas públicas del municipio de Querétaro se reinventan cada 3 años. Ya sea porque la administración anterior pertenecía a otro color político o simplemente para desmarcarse de lo que se hizo mal, la ciudad ha carecido de una visión a largo plazo y los trienios han terminado por destrozar lo ganado a nivel municipal, mientras que a nivel estatal la continuidad ha rendido buenos dividendos.

A la vista de todos han quedado no solo olvidadas, sino contradichas las acciones que alguna vez se vieron como solución para los problemas de la ciudad, ya sea por razones administrativas, políticas o presiones sociales. A continuación algunos ejemplos de acciones o programas municipales que no sobrevivieron más de un trienio.

‘EL DRAGÓN AZUL’

Los baches en la ciudad durante la temporada de lluvias, suponen un problema eterno para las administraciones municipales que ven cómo la temporada de lluvias trae consigo un sin número de molestias entre la población. Para contrarrestar el mal estado de las calles, en el 2007 la administración de Manuel González Valle, adquirió una máquina pavimentadora que fue bautizada como ‘dragón azul’ por un monto de 39 millones 847 mil pesos, con la promesa de economizar los costos de reencarpetar más de 2.5 millones de metros cuadrados en las calles.

Era casi un atractivo turístico, pasar por alguna calle y toparse con el dragón en pleno trabajo, no obstante, para el inicio de la siguiente administración, el endeudamiento municipal y los problemas financieros y técnicos empezaron a ventilarse. A menos de año y medio de haber colocado el nuevo asfalto, algunas calles se encontraban visiblemente dañadas o de nueva cuenta se levantaban por la mala calidad del trabajo.

El nuevo Alcalde (2009-2012), Francisco Domínguez Servién, optó por deshacerse de la máquina a través de una subasta,  con el argumento de que el ‘dragón azul’ había cumplido su objetivo, pero que se necesitaría una nueva tecnología para hacer frente a la misma problemática.

LOS SEMÁFOROS

Un año después de tomar protesta como Presidente Municipal, Roberto Loyola Vera ordenó retirar en su totalidad los semáforos del Centro Histórico, con excepción de la calle Corregidora bajo la confianza de que los queretanos sabrían implementar el tradicional uno a uno. La medida fue aplaudida y respetada, pues además, liberó en buena medida el congestionamiento vial que registraban a horas pico, vialidades como Juárez, Pino Suárez, Allende y Ocampo.

Aunque esta medida no fue revocada directamente, la administración actual encabezada por Marcos Aguilar Vega, utilizó una lógica contraria para buscar desahogar el tráfico en algunos puntos de la ciudad e incrementó los semáforos en 50 cruceros.  A mediados de 2017 la administración municipal había fijado diciembre pasado, como plazo para que entraran en operación los nuevos cabezales que fueron comprados a la empresa Semáforos de México por 140 millones de pesos obtenidos de recursos propios, sin embargo, su operación se demoró hasta marzo.

CICLOVÍA

Aunque originalmente fue construida por la administración estatal priista, la ciclovía de avenida universidad ha sido causa de polémica desde un inicio. El 7 de octubre de 2011, se inauguró formalmente la regeneración de Avenida Universidad a un costo de 200 millones de pesos que incluyó la colocación de una ciclovía sobre la banqueta derecha de la calle a la que se oponían algunos comerciantes que alegaban la falta de estacionamiento.

El año anterior, el gobierno municipal anunció una inversión de 110 millones de pesos para derribar la ciclovía para ‘reubicarla’ pegada al paseo del río.

RECOLECCIÓN DE BASURA

El 21 de enero del 2014, la administración municipal entregó 6 unidades de recolección de basura, 12 constancias de contenedores y Unidad de Transferencia de Residuos a la Secretaría de Servicios Públicos Municipales con un costo de 40 millones 989 mil 829 pesos para fortalecer la capacidad de recolección de basura, que entonces promediaba mil 200 toneladas al día. La historia que le siguió es conocida.

El 8 de abril del 2016 se publicó la licitación pública nacional número LPN-004/2016 para concesionar el servicio de recolección de basura, que a la postre quedó en manos de Red Recolectora S.A. de C. V.

CONTINUIDAD

A pesar de que en el gobierno estatal también se cuecen habas al dar la espalda a programas y acciones de administraciones anteriores, la directriz de las políticas públicas se ha sabido preservar en términos generales, tales como la vocación industrial en los ramos automotriz desde la década de los 70 y recientemente en el ramo aeronáutico que comenzó a trazarse con Francisco Garrido. Administraciones de uno y otro color han pasado y se han concretado proyectos que han rendido frutos como la consolidación del Aeropuerto Internacional de Querétaro, la construcción del Centro de Congresos y el Teatro Metropolitano y los clústers aeronáuticos y de tecnologías de información entre otros.

POLÍTICAS DE TRES AÑOS, PÉRDIDAS TOTALES

Acción Inversión Fin Inversión
Dragón Azul (Manuel González Valle 2006-2009) 39 millones 847 mil pesos Subasta (Francisco Domínguez Servién 2009-2012)
Retiro de semáforos del Centro Histórico (Roberto Loyola Vera 2012-2015) Colocación de nuevos semáforos (Marcos Aguilar Vega 2015-2018) 140 millones de pesos
Fortalecimiento del sistema municipal de recolección de basura (Roberto Loyola 2012-2015) 40 millones 989 mil 829 pesos Concesión del servicio de recolección de basura (Marcos Aguilar Vega 2015-2018)
Regeneración urbana (Ciclovía) de Avenida Universidad (José Calzada/Francisco Domínguez 2009-2012) 200 millones de pesos. Cambio de ciclovía al camellón  (Marcos Aguilar Vega 2015-2018) 110 millones de pesos

 

 

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 165 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *