Leyendas, religión y tragedias: las antiguas calles queretanas

Además de pasajes como la conspiración de independencia, el triunfo de la República y la promulgación de la Constitución de 1917, las calles queretanas guardan siglos de historia citadina, sobre todo en el primer cuadro de la ciudad. Parte de esta historia es apasionante y puede descubrirse de manera muy simple: mirando las placas de nomenclatura de las calles y mirar cómo se llamaban en el Querétaro antiguo.

Juárez (Antiguo Portal de Carmelitas)

El 3 de abril de 1701, los padres carmelitas adquirieron la propiedad ubicada en la esquina de las actuales calles de Juárez y Madero, frente al Jardín Zenea por lo que de ahí tomo su nombre, aunque el portal y las casas ya existían desde el siglo XVII. En 1847 fue vendido a particulares y el 24 de abril de 1916 fue demolida y para 1917 ya lucía su fachada reconstruida.

Pasteur (Antigua Calle del Descanso)

Una de las leyendas queretanas, asegura que los sentenciados a muerte en la época virreinal realizaban un recorrido desde la cárcel que se encontraba a un costado de la casa del Corregidor, hasta la Alameda donde eran ejecutados y al pasar por esta calle se les permitía un descanso breve para beber o comer por última vez. En esta calle vivieron personajes como Don Valentín F. Frías, cronista de la ciudad en el siglo XIX y el presbítero Don José María Parra, miembro activo de la conspiración queretana de 1810.

16 de Septiembre (Antigua Calle del Sol Divino)

Se sabe que la Parroquia de Santiago que se encuentra en esta calle le dio lugar, puesto que también se le conocía como Parroquia del Sagrario, casa del Sol Divino en referencia a Jesucristo. Otro de los tramos de la calle se llamó Estampa de la Congregación.

Andador Progreso (Antigua Calle de la Degollada)

Toma su nombre de una leyenda queretana del siglo XVIII, en la cual un hombre cegado por los celos, utilizó un cuchillo para intentar asesinar a una mujer y le propinó una herida tan fuerte en la garganta que casi le hizo perder la cabeza. De acuerdo al relato, la mujer logró salvar la vida al encomendarse a la Virgen del Pueblito.

Reforma Oriente (Antigua Calle de Sal si Puedes)

De acuerdo a los textos de Valentín F. Frías, esta era una calle literalmente intransitable, pues en ella había grandes peñas a mitad de la vereda, lo que la convertía en una calle sumamente riesgosa sobre todo en las noches por la falta de luz.

Independencia (Antigua Calle de Cornelio)

En dicha calle vivió un gran alarife queretano llamado Cornelio, quien habría participado en la construcción de la Casa de la Marquesa y en memoria de quien se nombró la calle, aunque por muchos años, esta vía fue conocida popularmente como la calle de La Merced, por el templo que se construyó en durante la segunda mitad del siglo XIX.

5 de Mayo (Antigua Calle de la Amargura)

Recibió su nombre como réplica de la histórica calle de la Amargura que existe en Jerusalén y que se dice es el símbolo del sacrificio de Cristo; cabe destacar que antes de 1860, las autoridades civiles y eclesiásticas mantenían una colaboración estrecha.

Venustiano. Carranza (Antigua Calle Vieja de la Santa Cruz)

Luego de fundarse la ciudad en el cerro del Sangremal, en la loma se construyó una cruz de piedra y los primeros asentamientos se encontraban alrededor del convento e Iglesia de San Francisco, así que para conectarlos con este sitio se construyó la calle de la Santa Cruz.

Fuentes: Valentín F. Frías 1995, “Las Calles de Querétaro”, Gobierno del Estado de Querétaro.

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 132 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *