En 26 años de historia, el meganacimiento que se instala en el Jardín Zenea, frente al templo de San Francisco y que año con año congrega a miles de personas para admirarlo y disfrutar de un paseo tranquilo por el centro de la capital del estado, ha sufrido una evolución importante. (Foto: Especial)

La evolución del Nacimiento monumental del Zenea

El pasado 28 de noviembre, quedó formalmente instalado el nacimiento monumental del Jardín Zenea, una tradición queretana que cumple 26 años.

A lo largo de este tiempo, el nacimiento ha encantado a queretanos y visitantes, pero no ha estado ajeno a una evolución constante, ya sea por mejorar, corregir o reparar las figuras presentadas, lo cual trae aplausos y críticas al Patronato de las Fiestas.

El primer nacimiento monumental fue colocado en la navidad de 1991, por la administración del entonces gobernador, Enrique Burgos García y se ganó un lugar entre las tradiciones más reconocidas de la ciudad junto con el árbol de la amistad y la presentación del Heraldo de Navidad que marcan el inicio de las fiestas decembrinas.

El cambio más significativo, fue el que se llevó a cabo el año anterior, cuando se reemplazó todo el nacimiento, para colocar la obra de 38 piezas del artista de San Miguel de Allende, Hermes Arroyo, que a algunos hizo extrañar el anterior nacimiento y para otros significó una mejora considerable.

PRINCIPALES CAMBIOS:

Las Figuras Anteriores

Las figuras principales hasta el 2015, representadas por la Sagrada Familia eran talladas en madera y arcilla: Jesús, María y José, así como el ángel que cuida del pesebre han sufrido mejoras; además algunos personajes como Eva, sufrieron modificaciones, luego de escuchar opiniones de que su figura estaba ‘demasiado destapada’.

Los animales fueron visiblemente mejorados entre 2012 y 2013, cuando se incluyó el pasaje del ‘arca de Noe’, inclusive, el portal de Belén llegó a ser decorado con el ‘burro’ de Shrek, que, posteriormente fue reemplazado con una figura normal.

En el 2016 se colocaron borregos bidimensionales que fueron criticados en redes sociales por no concordar con el resto de las figuras.

El Portal

Hasta antes del 2013, el portal de Belén era representado de manera tradicional como una estructura de madera; sin embargo, posteriormente fue reemplazado por una especie de ‘cueva’ rocosa en donde se colocan las principales figuras del nacimiento.

El Infierno.

El infierno es una de las representaciones que más lucen en el nacimiento y las figuras demoniacas han cambiado con el paso de los años; de los que más se recuerdan, son los demonios saliendo del pasto y la adaptación de hielo seco y luces rojas que daba un aspecto de azufre y fuego a la isla del jardín.

Remodelación

Junto con el nacimiento, el Jardín Zenea tuvo una remodelación total en el año 2016 que llegó a poner en duda la colocación del nacimiento, sin embargo, estuvo a tiempo para las fiestas.

El Dato:

  1223 fue el año en el que se colocó la primera representación del nacimiento de Cristo, por San Francisco de Asis, en Italia.

 2016 Precisamente el año de estreno del nacimiento de Hermes Arroyo, algunas figuras como pastores y monaguillos fueron vandalizadas y despojadas de sus cabezas.  

 

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 197 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *