Refuerzan control calzadista del PRI

La lucha por el control del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) entre loyolistas y calzadistas, sólo terminó con el reforzamiento de las posiciones de los segundos al sumarse como delegado político del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) en Querétaro al cenopista Antonio Lugo Morales.

El pasado 13 de octubre, la diputada federal plurinominal María Alemán Muñoz entregó a la dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, una carta firmada por un grupo de militantes en la que le exponía las razones por las cuales consideran debe ser removido el presidente del CDE, Juan José Ruiz Rodríguez.

Y, en respuesta, el 25 de octubre se designó a Lugo Morales como delegado político del CEN en el estado de Querétaro.

El nuevo delegado, comparte con el dirigente estatal además su origen sectorial, ya que ambos fueron dirigentes estatales de la Confederación Nacional Obrera y Popular (CNOP), el primero en Jalisco en 2010 y el segundo en Querétaro en 2013.

Con ello se refuerza el grupo encabezado por el actual secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento Territorial del PRI, José Eduardo Calzada Rovirosa, ya que si bien Antonio Lugo es gente de Emilio Gamboa Patrón, entre este último y el exgobernador de Querétaro hay una alianza que se consolidó con la designación de Eduardo Luque Hudson como candidato al Senado en las pasadas elecciones.

La cargada de priistas cercanos al excandidato a la gubernatura en 2015, Roberto Loyola Vera, contra la actual dirigencia estatal del PRI la encabezan, además de la legisladora federal María Alemán, el exdirigente estatal Mauricio Ortiz Proal; el secretario general de la CNOP, David Palacios; así como los excandidatos a diputados federales Manuel Pozo Cabrera y Antonio Macías Trejo.

De acuerdo con los estatutos del PRI, la renovación del Comité Directivo estatal se tendrá que dar hasta el 2021, fecha en la que se cumplirá el periodo de cuatro años que le corresponde al actual presidente del mismo Juan José Ruiz Rodríguez.

En el saldo del proceso electoral 2017-2018 que entregó la actual dirigencia estatal del PRI, sólo hay seis cargos de elección popular de los 53 a los que pudieron aspirar sus candidatos entre Ayuntamientos, las diputaciones locales y federales de mayoría relativa y representación proporcional, así como espacios en el Senado.

El problema para los priistas es que sin Presidente de la República, sin Senador de la República, sin diputados Federales de mayoría, sin un Presidente Municipal de una demarcación importante y con una dirigencia cuestionada, se ve huérfano de cuadros para enfrentar el proceso electoral del 2021 en que se renovará la gubernatura.

CARRO DESCOMPUESTO…

El Partido Revolucionario Institucional pasó del carro completo que mantuvo hasta los años 80’s, al carro descompuesto de los siguientes 25 años y en esta elección quedó convertido en una verdadera carcacha política.

AÑOPRESIDENCIAS MUNICIPALESDIPUTADOS LOCALESDIPUTADOS FEDERALES
199715101
20001381
20031191
2006540
2009792
20121391
2015581
2018 *340

FUENTE: Realización propia con información del Instituto Electoral del Estado de Querétaro y del Congreso de la Unión.

* De 1997 a 2018 el número de presidencias municipales se ha mantenido en 18  y el de distritos locales se mantuvo en 15; el número de distritos federales fue de 4 hasta 2015, en 2018 aumentó a 5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *