Los queretanos pueden presumir de haber tenido 2 coterráneos que han ocupado la Presidencia de la República.

Queretanos que sí trascendieron

Desde hace 135 años, José Trinidad Ezequiel Montes Ledesma es la luz que siguen todos aquellos que quieren ser queretanos de trascendencia histórica. Porque el abogado cadereytense, quien en sus casi 60 años de vida fue catedrático, diputado local, diputado federal, secretario de Estado, secretario de Relaciones Exteriores y embajador de México en el siglo XIX es el máximo referente de la proyección personal y profesional.

No obstante, hay otros queretanos que igualmente han trascendido y formado parte del historial político, económico, artístico, cultural y social mexicano.

Olvidado en la memoria local, Manuel Gómez Pedraza fue el primero de los 2 Presidentes de la República que ha tenido Querétaro. Fue presidente constitucional de México del 24 de diciembre de 1832 al 31 de marzo del año siguiente, aunque en 1828 fue electo presidente; sin embargo, el levantamiento de Vicente Guerrero, impidió que tomara posesión, pero a finales de 1832, Antonio López de Santa Anna y Anastasio Bustamante decidieron colocar a Gómez Pedraza en la Presidencia para concluir el periodo que debió cubrir originalmente hasta marzo de 1833.

Francisco León de la Barra fue el segundo queretano en ocupar la máxima magistratura del país. El nacido en la capital del estado fue interino del 26 de mayo al 6 de noviembre de 1911 tras las renuncias de Porfirio Díaz y del vicepresidente Ramón Corral.

No fue Presidente de la República pero sí uno de los candidateables más influyentes de su época, responsable de informar al entonces gobernador Rafael Camacho Guzmán que su sucesor no sería aquel que él había propuesto sino Mariano Palacios Alcocer. El economista David Ibarra Muñoz fue secretario de Hacienda y Crédito Público durante la administración de José López Portillo, de 1977 a 1982​.

Otro que se quedó en la línea de salida de la carrera presidencia, fue Fernando Ortiz Arana, cuya postulación como candidato sustituto del PRI en 1994 siendo dirigente nacional priista, tras el homicidio del sonorense Luis Donaldo Colosio Murrieta, lo enfrentó con el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, quien se decantó por Ernesto Zedillo Ponce de León. Es el único que ha presidido las Cámaras Alta y Baja, así como la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

La época moderna

Con 38 años de edad, el panista Ricardo Anaya Cortés no sólo fue el primer queretano en dirigir al panismo azteca sino el más joven; además, de ganar la Presidencia de la República en julio, se convertiría en el Presidente mexicano de menor edad.

No ha estado en la carrera presidencial, pero sí es el queretano más influyente en la toma de decisiones de su Partido, el PRI, del que ha sido dirigente nacional. El exgobernador Mariano Palacios Alcocer: dos veces dirigente nacional priista, embajador en Portugal y El Vaticano, secretario del Trabajo y de los cargos de elección popular sólo le falta ser diputado local y Presidente de la República, ya que ha sido alcalde de Querétaro, Gobernador, Diputado Federal y Senador.

Quizá pocos, tanto en el estado como en el resto del país, sepan quién fue o qué hizo. Pero Querétaro no sería lo que es sin ella. Josefa Vergara y Hernández es el máximo ejemplo del altruismo y las acciones benefactoras en México. Ella donó la herencia que recibió de sus padres y de su esposo José Luis Frías, incluyendo sus propiedades, para ser puestos al servicio de la comunidad. Nadie ha hecho nada mínimamente cercano.

Más popular porque su legado es más visible, simbólico e icónico, Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila, es un conocido de todos por haber corrido con los gastos de la construcción del acueducto queretano.

Y dentro de las artes, no hay queretano cuya contribución haya sido mayor que la del director de fotografía cinematográfica bernalense, Rosalío Solano, cuya contribución al séptimo arte se puede apreciar en las más de 200 películas en las que participó aportando su talento.

DEJAN SU HUELLA…

  • José Trinidad Ezequiel Montes Ledesma. Abogado, catedrático, diputado local, diputado federal, secretario de Estado, secretario de Relaciones Exteriores y embajador de México en el siglo XIX.
  • Manuel Gómez Pedraza. Presidente constitucional de México del 24 de diciembre de 1832 al 31 de marzo del año siguiente.
  • Francisco León de la Barra. Presidente interino de México del 26 de mayo al 6 de noviembre de 1911.
  • David Ibarra Muñoz. Economista, secretario de Hacienda y Crédito Público de 1977 a 1982​.
  • Fernando Ortiz Arana. Dirigente nacional del PRI. Es el único que ha presidido las Cámaras Alta y Baja, así como la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.
  • Ricardo Anaya Cortés. Fue el primer queretano dirigente nacional del PAN y el más joven.
  • Mariano Palacios Alcocer. Dos veces dirigente nacional del PRI, embajador en Portugal y El Vaticano, secretario del Trabajo y Previsión Social, alcalde de Querétaro, Gobernador, Diputado Federal y Senador.
  • Josefa Vergara y Hernández. Benefactora y altruista.
  • Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila. Construyó el acueducto queretano.
  • Rosalío Solano. Director de fotografía cinematográfica.

MIEMBROS DEL PANTEÓN DE LOS QUERETANOS ILUSTRES

  • Miguel Domínguez. Corregidor de Querétaro, participó en la conspiración de Querétaro.
  • Josefa Ortiz. Esposa del Corregidor de Querétaro, Miguel Domínguez, participó en la conspiración de Querétaro.
  • Epigmenio González. Participó en la conspiración de Querétaro.
  • José María Arteaga. Gobernador del estado y de Jalisco, combatió en la Guerra con los Estados Unidos, en la Guerra de Reforma y en la Intervención Francesa de 1862.
  • Ignacio Pérez, también llamado ‘El mensajero de la Libertad’, sotalcaide de la cárcel de Querétaro, comunicó a Hidalgo y Allende del descubrimiento del movimiento de independencia.
  • Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila. Benefactor; constructor del Acueducto estatal, además de numerosas fuentes y puentes populares en el estado.
  • Fernando Espinosa. Ingeniero y educador.
  • Valentín Frías. Historiador y escritor que generó un gran enriquecimiento para la historia del estado.
  • Octavio S. Mondragón Guerra. Médico militar y gobernador del estado.
  • Josefa Vergara y Hernández. Benefactora.
  • José Guadalupe Velázquez Pedraza. Benefactor.
  • Germán Patiño. Benefactor.
  • Fray Ignacio Mariano de las Casas. Arquitecto y escultor de estilo barroco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *