Los niveles de desempeño mostrados por los agentes productivos queretanos a lo largo del año fueron positivos en todos los indicadores que evalúa el panel de expertos y académicos del colectivo ‘México, ¿cómo vamos?’, y se situación por encima de la media nacional.

Pasa con honores economía queretana el 2017

Durante 2017, la economía queretana mostró signos positivos en cuatro de sus seis principales indicadores locales y quedó por encima de la media nacional en 7 de los 8 indicadores que evalúa ‘México, ¿cómo vamos?’ de las economías estatales, lo que genera un saldo positivo para el estado como imán de inversiones privadas productivas.

De acuerdo con el resultado de esta plataforma Querétaro superó ampliamente indicadores como la creación de empleos formales, la productividad y el combate a la desigualdad laboral, y aunque quedó cortó en la meta de crecimiento económico el objetivo aún es alcanzable; aunque el único punto donde no superó la media nacional fue en la ocupación de burócratas, donde el promedio en el país es del 3.9 por ciento de la Población Económicamente Activa  (PEA) y aquí es de 4 por ciento.

‘México, ¿Cómo Vamos?’ es un colectivo de investigadores integrado por un grupo plural de académicos y expertos en economía y política pública mexicana.

Este colectivo da seguimiento al desempeño de la economía mediante el Semáforo Económico, que consiste en un panel de indicadores que muestra cómo va avanzando México en el cumplimiento de metas puntuales crecimiento y generación de empleo a nivel nacional y estatal.

Según el Semáforo Económico para el estado de Querétaro, en la entidad en los primeros nueve meses del año se triplicó la meta de generación de empleos en el sector formal de la economía, al sumar 45 mil 463 plazas laborales nuevas, cuando el objetivo primario para ese mismo lapso era la contratación de 13 mil 575 trabajadores.

Además, destaca que el sector productivo local mostró un importante incremento en sus niveles de productividad sin sacrificar el empleo. Y es que, revela que la productividad -entendida como la relación entre los pesos producidos por hora trabajada- se incrementó en 6.1 por ciento en los primeros seis meses del año, con respecto del periodo enero-junio de 2016.

Esto significó que junto a un crecimiento del empleo de 234.9 por ciento sobre la meta establecida, los agentes económicos lograron incrementar su productividad de 227 pesos generados por hora trabajada a 241 pesos al cierre del segundo trimestre de 2017 con relación al mismo lapso del año anterior.

Junto a ello, se alcanzó a reducir la desigualdad en el ingreso laboral en 7.9 por ciento, al pasar de 0.348 a 0.321 del cierre del tercer trimestre de 2016 al mismo periodo del 2017. Lo que significa que el premio por tener una plataforma económica más productiva ha sido la creación de más personal y el mejoramiento de los ingresos de quienes se incorporan a los procesos productivos.

Aunque, el vigor de la planta productiva no ha sido suficiente para impulsar la economía local, que si bien alcanzó un nivel de 4.1 por ciento de crecimiento en la primera mitad del año, entre mayo y junio perdió dinamismo al caer hasta ese punto luego de 6 meses de crecimiento constante entre septiembre de 2016 y marzo de 2017, cuando pasó de 1.9 por ciento a 7.5 por ciento, alcanzando el pico más alto de la actual administración. En oposición, cerró el primer semestre con la tasa de crecimiento más bajo desde noviembre del año pasado.

Aún así, la economía queretana se presenta como una de las más sólidas del país, ya que este nivel de crecimiento (de 4.1 por ciento) al segundo trimestre del año, contrasta con el reportado como promedio nacional que es de apenas 0.3 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *