Se acabó el: ‘Buenos días abogados’ o el ‘vamós a ver si ya terminaron los muchachos. Hoy los empleados del IEEQ están obligados a evitar utilizar lo masculino como único referente o subordinar lo femenino a lo masculino. Deben evitar el lenguaje sexista.

Radicaliza el IEEQ combate al “machoñol”

En un alarde de exageración por desterrar la masculinización del lenguaje en sus comunicaciones oficiales, el Instituto Electoral del Estado

Leer más