¿Y los 4 carriles a la Sierra?

En 2009, José Calzada Rovirosa obtuvo un triunfo electoral contra pronóstico, en el cual el voto de la Sierra Gorda fue de gran utilidad, por lo que una de sus promesas de campaña consistió en consolidar un sueño de décadas: la ampliación a 4 carriles de la carretera a la Sierra Gorda, ofrecimiento refrendado en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012.

A pesar de que desde el principio, Calzada Rovirosa explicó que una obra de tal magnitud tardaría años en poder ser realizada, su sexenio se quedó lejos de poder llevar a cabo una ampliación que pudiera sentirse como una promesa cumplida.

“Traemos obras importantes que tienen que ver con ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas; pero también a pagar una deuda histórica que teníamos con ellos. La carretera a la Sierra va a tener un impacto de más de mil millones de pesos de inversión directa en la localidad y eso trae economías locales y oportunidades de viajar más seguro y más rápido y que la gente visite la Sierra”, dijo entonces el mandatario estatal.

La obra contempló en una primera etapa desde Bernal, en Ezequiel Montes, hasta la comunidad de Higuerillas, en Cadereyta y en una segunda etapa 12 kilómetros más, con una inversión superior a los mil millones de pesos, en donde se consideró la ampliación de 6.5 a 12 metros el ancho de corona de la carretera y dos carriles extra de circulación de 3.5 metros cada uno, así como acotamientos de 2.5 metros en ambos sentidos.

“Hicimos una obra que a mí me enorgullece enormemente no está completamente concluida pero es la ampliación de la carretera a la sierra, esta obra significa voltear a ver a los municipios que más apoyo requieren, hemos invertido más de mil millones de pesos, con el esfuerzo de todos ustedes y con la aprobación siempre del Congreso, eso es voltear a ver a nuestra gente, dignificar la vida y darles oportunidades de progreso”, mencionó en su último informe de gobierno.

No obstante, la ampliación quedó  a medias, pues los tramos que comprenden los municipios de San Joaquín, Pinal de Amoles y Jalpan de Serra no se intervinieron y son los que mayores complicaciones y riesgos representan por la topografía de la zona. Diariamente los automovilistas consideran como peligroso el camino a la sierra debido a que es común la presencia de neblina, los acantilados y sólo hay un carril para cada sentido de la vía.

Cabe destacar que al tratarse también de un compromiso federal, los trabajos de ampliación continuaron durante todo el sexenio del ex presidente, Enrique Peña Nieto que terminó el pasado primero de diciembre; sin embargo, aún se encuentran lejos de conectar a los municipios serranos.

Francisco Hernández

Reportero de El Queretano.

francisco has 221 posts and counting.See all posts by francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *