DestacadasSubterráneo

Expo Universal Querétaro 2010… cuando soñamos ser París

La Torre Eiffel, durante décadas la estructura más alta del mundo llegó a París con motivo de la Exposición Universal de1889; hoy es el monumento más visitado en el mundo. Querétaro soñó con emular la historia pero todo quedó en eso, un sueño. 

En el año 2002 un grupo empresarial donde participaron Grupo Televisa, Grupo Inbursa, Grupo Modelo, así como Telmex presentó -de la mano de los gobiernos federal y municipal la candidatura de Querétaro para organizar la Exposición Universal del año 2010. 

El consorcio entregó el expediente con la postulación al Buró Internacional de Exposiciones el 11 de febrero de 2002. También se inscribieron las ciudades de Shanghai, China; Moscú, Rusia, Yesou, Corea del Sur; y Breslavia en Polonia. 

El proyecto: habilitar Peña Colorada

El 27 de noviembre de 2001 el entonces alcalde Rolando García Ortiz anunciaba el decreto para convertir a la zona de cañadas al norte del municipio de Querétaro en una zona municipal de conservación ecológica. 

Semanas después, se anunciaba que parte de esos predios protegidos serían propuestos para edificar el recinto ferial. En febrero de 2002 se presentó formalmente la candidatura ante el BIE. 

El predio del recinto ferial estaría rodeado de la selva baja caducifolia y matorrales; los pabellones se organizarían en una disposición oval; un tren los conectaría con el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro y con la Terminal de Autobuses, que debía ser remodelada para atender la demanda de visitantes. 

De haberse concretado, la inversión hubiera sido cercana a los 500 millones de dólares en el recinto de la Expo, sin contar la inversión pública en infraestructura, por ejemplo el llevado y traído tren rápido México-Querétaro. 

El gobierno y la sociedad tendrían un plazo de 8 años para cambiar la cara de Querétaro y prepararlo para recibir a millones y millones de turistas durante seis meses, que dejarían una derrama económica de 3 mil millones de dólares.

“Se estima, que de ganarse la candidatura para esta exposición, Querétaro recibiría aproximadamente a 16 millones de personas”, sostenía un punto de acuerdo en el Senado para apoyar la candidatura. 

El sueño voló hacia China

Tras la presentación de la candidatura, la  Comisión de Encuesta del BIE, dirigida por Carmen Sylvain visitó Querétaro en abril del 2002. 

Luego, el 3 de diciembre en Mónaco, vino el baño de realidad. 

Previo a la votación, en el Foro Grimaldi, los cinco países participantes montaron “stands” para mostrar las ventajas de su candidatura. 

China y Corean montaron por su cuenta amplios locales, con derroche de tecnología, futuristas animaciones por computadora, mientras que Querétaro tenía algunas lonas con gráficas de la propuesta de recinto ferial de forma ovalada. 

Vino la votación en cuatro rondas. Querétaro solo sobrevivió las dos primeras con 6 votos de los 89 posibles. En la ronda final China se impuso con 54 votos sobre Corea con 34.

Analistas criticaron entonces la estrepitosa derrota, la calificaron como una pifia en la diplomacia, entonces dirigida por Jorge Castañeda. 

Otros celebraron la resolución al considerar que el país no estaba preparado para afrontar un resultado como el de Hannover en 2000, que cerró con un déficit superior a los mil 200 millones de dólares, y una afluencia de 18 millones de personas cuando la expectativa era de 40 millones.

Etiquetas

Gabriel Morales López

Periodista. Columnista en El Queretano y en Imagen Querétaro 94.7 de FM.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar