El año de la rebelión del coro

El 2018 será recordado como el año en el que los ciudadanos salieron a tomar parte activa en el proceso electoral y pusieron los clavos en el ataúd del viejo sistema político bipartidista queretano. Ya sea como candidatos independientes, candidatos sin militancia o como electores, los queretanos se expresaron electoralmente y ganaron.

En el proceso electoral de este año, participaron el record de 11 partidos políticos con candidatos propios o en coalición, de los cuales 6 perdieron el registro al final de los comicios del primer domingo de julio porque no alcanzaron el umbral mínimo de 3 por ciento de votos de la votación emitida.

En cambio, los candidatos independientes lograron asientos en los Cabildos de 11 de los 18 municipios. En dos de ellos, incluso, los presiden, como son los casos de Tequisquiapan y San Joaquín. En el resto sólo como regidores del Ayuntamiento.

En el caso de San Joaquín, el expriista J. Belem Ledesma ganó la municipalidad por primera vez para un candidato que no iba abanderando las siglas del PRI, aunque él haya sido priista hasta antes de registrarse como Independiente en octubre de 2017, con el 36.5 por ciento de la votación.

Mientras que en el caso de Tequisquiapan, Antonio Mejía Lira, también un expriista hasta el día en que presentó su carta de intención para ser considerado como aspirante a candidato independiente por parte del IEEQ, obtuvo la presidencia municipal tequisquiapense con el 23.4 por ciento de los sufragios totales emitidos.

Otro candidato independiente que tuvo buena rentabilidad electoral, es el colonense, y también expriista e hijo del exalcalde Leopoldo Bárcenas Uribe, Leopoldo Bárcenas Hernández, el cual alcanzó una votación favorable del 20.7 por ciento, sólo abajo del candidato panista y presidente municipal en reelección José Alejandro Ochoa Valencia, para quien el IEEQ computó el 27.1 por ciento de los votos.

Mientras, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se resistió a abrir la puerta a candidatos ciudadanos o sin militancia, elemento que abonó a la peor debacle electoral de su historia en el estado al ganar sólo seis cargos de elección popular de los 53 a los que pudieron aspirar sus candidatos entre Ayuntamientos, las diputaciones locales y federales de mayoría relativa y representación proporcional, así como espacios en el Senado.

En el tobogán electoral sucumbieron partidos como el local Convergencia Querétaro que nació y murió en el mismo proceso electoral, del Trabajo, Nueva Alianza, Encuentro Social, Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática (PRD).

Simplemente los ciudadanos le dieron la espalda al multipartidismo. Incluso, el Verde ecologista de México (PVEM) y el local, también de reciente creación, Querétaro Independiente alcanzaron el porcentaje mínimo de votación exigida por la ley prácticamente arañando votos en los recuentos.

En cambio, los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y Acción Nacional (PAN) decidieron poner al frente de sus heraldos electorales, a candidatos sin militancia partidista o ciudadanos.

MORENA llevó al exrector de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Gilberto Herrera Ruiz, como insignia en la primera fórmula de candidatos para el Senado de la República, mientras que el PAN hizo lo propio con el exalcalde de Corregidora, Mauricio Kury González, para el cargo de elección popular estatal más alto a elegir en estos comicios.

Ambos hoy son las fichas fuertes, candidatos naturales de esos mismos partidos en la carrera por la renovación de la gubernatura queretana en las elecciones del 2021. Ambos se mantienen como externos en dichos partidos.

Aunque para Acción Nacional fue una buena cosecha electoral, ya que ganaron 11 de 18 Ayuntamientos, 10 de 15 distritos locales, 3 de 5 federales y 2 de 3 lugares en el Senado, el mayor triunfo fue haber logrado reducir al PRI a su mínima expresión histórica.

CARRERA PRI/PAN EN ELECCIONES LOCALES INTERMEDIAS CUANDO EL PAN ES GOBIERNO…

A los gobernadores panistas les ha ido bien en sus elecciones intermedias, en esas que dicen que califican su primer trienio. Aunque en 2006, con Francisco Garrido Patrón, el PAN ganó más posiciones; este año, con Francisco Domínguez Servién, el PRI fue reducido a su mínima expresión.





AÑO
PRESIDENCIAS MUNICIPALES (de 18) DIPUTADOS LOCALES DIPUTADOS FEDERALES SENADORES
Distritos Ganados (de 15) Distritos Ganados (de 4 hasta 2006 y 5 en 2018) Mayoría (de 2)
PRI PAN PRI PAN PRI PAN PRI PAN
1997(*) 15 3 7 8 1 3 N/A
2000 13 5 6 9 1 3 2
2006 5 10 3 12 4 2
2018 3 11 2 10 3 2

NOTA: (*) El año 1997 fue el primero en el que el PAN se convirtió en gobierno en el estado, por lo que sólo se usa como referencia. FUENTE: Realización propia con información del Instituto Electoral del estado de Querétaro, Instituto Nacional Electoral y el Congreso de la Unión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *