EL QUERETANO pudo platicar con un talentoso ingeniero queretano que tuvo a bien aprovechar la oportunidad que la vida le dio para llegar a ser lo que el tanto había soñado, estar en la Fórmula 1. (Foto: Mario Valdés)

Un queretano en Fórmula 1: José Pablo Ávalos

 

Todos tuvimos sueños en la infancia, en donde proyectamos a futuro el camino que nos gustaría recorrer, todos pronunciamos en alguna ocasión un “¡Cuando yo sea grande quiero ser… !”, acompañado de aquel oficio o profesión que más nos inspiraba la imaginación y nos regalaba nuestros mejores momentos de juego.

¿Cuántas veces la sala en casa no se convirtió en un Boeing 777, en una patrulla que correteaba malandros, en camión de bomberos o en los pits de Fórmula 1?, y ¿cuántos de nosotros perseguimos ese sueño a través de los años?

En esta ocasión, EL QUERETANO pudo platicar con un talentoso ingeniero queretano que tuvo a bien aprovechar la oportunidad que la vida le dio para llegar a ser lo que tanto había soñado: estar en la Fórmula 1.

Su nombre es José Pablo Ávalos Montaño, estudiante del octavo semestre de la carrera de Ingeniería Mecánica Administrativa en el Tecnológico de Monterrey, ganador del concurso INFINITI Engineering Academy México y, tras esto, acreedor a la oportunidad de trabajar en el Centro Técnico Renault Sport F1.

“Desde chico tengo una gran pasión por los coches, particularmente por la Fórmula 1, siempre me llamó mucho la atención entender cómo funcionan las cosas. Y bueno ya estando dentro de la carrera siempre busqué aprender un poco más del área automotriz y así me enteré del concurso y de la oportunidad que se le da a los ingenieros mexicanos y de todo el mundo prácticamente”, nos comenta el galardonado joven queretano.

A sus 22 años de edad, José Pablo permanecerá un año completo en Europa, particularmente en Inglaterra, donde también tendrá la oportunidad de  realizar una estancia en el Centro Técnico INFINITI, junto con los ganadores de las demás regiones participantes, provenientes de  Estados Unidos, Canadá, China y Medio Oriente.

¿Qué tuviste que hacer para lograr ganar este concurso?

“Fueron varias pruebas las que me hicieron, fue un proceso intenso, pero tanto los conocimientos adquiridos en la escuela, como un poco de mis aptitudes, fueron clave al final para conseguir el sueño que voy a vivir. Inicialmente tuve que responder unas preguntas, teóricas y prácticas, siempre trabajando, a veces en equipo y a veces individualmente, una de las pruebas, por ejemplo, era construir un pequeño coche eléctrico en equipo, la verdad fue  bastante retador”, recuerda.

¿Qué representa para ti esta oportunidad?

“Cuando escuché que dijeron mi nombre como uno de los ganadores, realmente no lo podía creer, es una oportunidad única en la vida para desarrollar mi carrera en una forma sin precedentes, por llamarlo de alguna manera, y espero poder contribuir en algo”, rememora.

“Mi sueño es ser ingeniero de Fórmula 1, así me lo planteé desde pequeño, pero nunca imaginé que realmente pudiera materializarlo”.

Las metas a futuro de José Pablo estarán siempre, como él comenta, relacionadas con la Fórmula 1 y  espera que después de este año de trabajo, pueda llegar formalmente a ser parte de alguna de estas dos marcas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *