Mónica Garrido: dedicación y autoexigencia

Expuso en casi todas las galerías del estado, en Ciudad de México y Alemania. Ha publicado su trabajo en Vogue Italia, pero Mónica Garrido no “siente que haya dado el ‘gran paso’ todavía”.

Mónica Garrido de Anda es una fotógrafa queretana. Aunque cotidianamente captura presentaciones musicales y bodas, es mayormente reconocida por su trabajo “de autor”, que combina elementos fantásticos con producciones impecables.

Además, toca el banjo, el bajo, canta desde muy joven, pinta. El talento artístico en su familia es notable.

Asistió a su primera clase de foto en la “Escuela de Artes Gráficas” donde estudió la preparatoria. Sin embargo, siguió pintando durante todo el bachillerato.

En 2008, el gobierno del municipio de Querétaro organizó la exposición y concurso “Enmarcando la Obra”, en donde además de mostrar su trabajo, Mónica consiguió un tercer lugar. “Ese fue un gran empujón para mí, me decía que iba por buen camino en la fotografía” recuerda sobre esa experiencia.

Este empujón la llevó estudiar la Licenciatura en Artes Visuales de la Universidad Autónoma de Querétaro, la pintura aún protagonizaba sus intereses artísticos.

“Cuando comencé la carrera, mi hobbie era la foto pero lo que más me gustaba era pintar. (…) ya más adelante me di cuenta que con la fotografía no sólo podía documentar, también podía usarla para crear y eso me enganchó…” dijo Garrido.

El trabajo fotográfico de Mónica es particular. Introduce elementos fantásticos y conceptos de obras musicales, cinematográficas o pictóricas, siempre al margen de lo real.

A diferencia de otros retratistas, no pretende hacer fotomontajes. Ella altera la realidad con los vestuarios y las locaciones, nada más.

“Mis primeras prácticas de foto en la universidad fueron autoretratos, me disfrazaba de otras épocas y así tomaba las fotos (…) tiempo después, comencé a pedirle a mis amigas que me dejaran fotografiarlas caracterizadas, y poco a poco se fue construyendo mi estilo” recuerda Mónica sobre sus inicios en la fotografía y quizás, la gestación de su estilo.

Ella asegura que la música, el cine y la pintura son la principal fuente de inspiración para su trabajo. “Algunos títulos de mis fotos son título de canciones de ópera o nombres de sus personajes. Algo de la música siempre me ayuda, finalmente”, dice.

Recientemente, varios de los retratos tomados por Mónica Garrido fueron publicados en la revista Vogue de Italia. Sin embargo, ella no está conforme y busca nuevos enfoques y proyectos con los que pueda nutrir su estilo.

“Quiero hacer fotografía contemporánea, pero no creo que sea lo que estoy haciendo con mi trabajo actual, siento que me hace falta algo más.

“Me gustaría combinar la fotografía documental con lo que hago normalmente… Creo que hablando de lo que pasa hoy en día. Así podría hacer fotografía contemporánea” dijo Mónica para concluir.

El talento de esta fotógrafa es nato, y el éxito que disfruta su trabajo hoy en día es debido a su dedicación y autoexigencia.

Ha expuesto en casi todas las galerías del estado, en Ciudad de México y Alemania. Su trabajo se ha publicado en Vogue Italia. Sin embargo, Mónica Garrido dice: “no siento que haya dado el ‘gran paso’ todavía”. Esa es ella, una de las fotógrafas más importantes de nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *