“Me gusta pensar en lo que no existe”, Diego Tafoya

Diego Tafoya, arquitecto de profesión, es un claro ejemplo de este ámbito, ha logrado una correcta combinación de perseverancia y talento, dejándole como resultado la madurez de distintas marcas como “Mekza”, “Krow”, “Cao Cao Cafetería” y “HOM”.

Su pasión se desarrolló de una manera curiosa, desde chico estuvo inmerso en el lado creativo, pero no estaba totalmente seguro de que la arquitectura fuera su destino. Aún con dudas cursó la licenciatura, y con el paso del tiempo se dio cuenta que estaba en el camino correcto.

“A finales de la carrera tuve que tomar un proyecto que se estaba desarrollando en el despacho que yo trabajaba, el cliente decidió dármelo a mí. En ese momento tuve la necesidad de formalizarme y a partir de ahí me he dedicado a hacer crecer mi propio estudio”, comentó Tayofa.

A lo largo de seis años de trayectoria ha tenido que enfrentar una serie de retos, pues como joven emprendedor, en muchas ocasiones, el esfuerzo debe ser mayor. Sin embargo, su filosofía de llevar su mente al límite todo el tiempo y no estancarse en una zona de confort lo han dirigido al éxito.

“Uno de los desafíos es que uno podrá darse de topes así mismo y no pasa nada, pero cuando tienes un equipo la responsabilidad más grande, en un principio no lo entendía cómo ahora. Otro punto importante para crecer es saber reinventarse, cuando te encargan un proyecto y no lo habías hecho antes, esa necesidad o reto como persona y oficina es importante”, expresó Diego.

Actualmente cuenta con cuatro marcas, dos enfocadas al tema de la arquitectura y el diseño, un coworking mejor descrito como proyecto de vida, y la última un hobbie gastronómico.

El primero es “Mekza”, un estudio con el que desarrolla proyectos de restaurantes, recepciones y SPAS para grupos hoteleros en Los Cabos, Cancún y Cozumel, además de un próximo grupo de casas de descanso en el estado de Querétaro.

Lo interesante es la exploración de distintos estilos, materiales, tendencias y líneas, apuntando así hacia la superación de estereotipos. “Me gusta pensar en lo que no existe, me gusta que me llamen porque no saben que voy a hacer, pero que están seguros que van tener un buen resultado”, comentó el arquitecto.

De aquí se deriva “HOM”, un sistema de certificación responsable de oficios altamente especializados, para promover el trabajo del artesano en diferentes especialidades. Es una especie de programa para los pequeños productores, quienes los ayudan a cumplir sus metas como proveedores en Mekza.

Su centro de diseño se encuentra en “KROW Querétaro”, la tercera marca, en la que Diego es cofundador y director creativo. Este espacio es el primer coworking dirigido a los empresarios de distintas economías creativas.

Por último, pero no menos importante, nos encontramos con “Cao Cao”, una cafetería ubicada de igual manera en KROW que busca indagar en el área sustentable, desde su diseño hasta en el tema de la alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *