Catrina Queretana

Erick de Luna y su Catrina Queretana

El culto a la muerte es una de las cuestiones más características y arraigadas en nuestra cultura, para muchas otras sociedades, es curiosa la manera en la que como mexicanos abordamos el final de la vida, acompañando el tema de un conjunto de creencias, ritos, ceremonias y símbolos, el más grande de ellos, la catrina y en Querétaro tenemos la propia.

Con por lo menos 35 años de carrera teatral, Erick de Luna ha representado a este personaje con orgullo e incluso ha impuesto estándares para aquellos que quieren replicar tan famoso y místico personaje, esto gracias a su sólida visión, su tendencia a hacer las cosas de manera excelsa y sumamente vistosa, además de su gran pasión por la moda.

A la par, además de su show cómico de imitaciones, Erick desarrolló una intensa preparación en expresión corporal y análisis del drama, lo que, a decir del talentoso actor, le sirvió para poder elaborar los personajes en la manera en que hasta hoy lo hace, procurando ser un estudioso del contexto de cada ente que representa.

“Yo sólo hago personajes que hayan existido, y todo eso te deja un bagaje cultural, importante. Pero yo como persona tengo intereses diferentes a lo que tenga que ver con el show, a mí me apasiona la moda, pero tendría que tener dos vidas para poder hacer todo lo que me gusta” agregó el exitoso actor.

El nacimiento de la Catrina

Tras 17 años de una sólida carrera, Erick, ya era un actor conocido en la ciudad; sin embargo, el 2 de noviembre de 1999 su carrera tomó un rumbo completamente nuevo, uno que él jamás imaginó.

La primera catrina que interpretó era cosa de un solo día, una invitación a TVQ  y posteriormente una sesión de fotos con algunos incidentes, dejaron al actor en el jardín Zenea en plena caracterización y él nos cuenta lo que sucedió.

“Por una confusión del fotógrafo y sus rollos (cuenta entre risas haciendo énfasis en el tema de los rollos) Arturo se movió de la locación un momento, y yo al ver a tanta gente que estaba ahí esperando que hiciera algo, decidí comenzar a contar algunas cosas, y su reacción llego hasta a los aplausos, después empecé a salir  y hacer unos recorridos para que la gente se tomara fotos y era increíble ver los ríos de personas que me seguían por lo que se nos ocurrió que podríamos llevar esto a un escenario teatral”, recuerda.



Los Frutos

El personaje ha crecido tanto a grado de llevar a Erick hasta ciudades como Madrid y recientemente a San Francisco California, para hacer esos mismos recorridos en las calles de dichas ciudades.

“En Madrid fue una experiencia muy particular, porque paso exactamente lo mismo, me tome fotos de todas las nacionalidades y gracias a este personaje de la Catrina, comencé con la marca Calakitas, definitivamente es un personaje que ha marcado mi carrera, yo pensaba que alguien me descubriría cuando era joven y no ahora. Y sin embargo todo lo que yo pensé en aquellos años, está pasando apenas, nunca me imaginé que yo iba a producir mis propias obras de teatro, yo me imaginé que todos me iban a querer contratar, lo que sucede es que tu solo te vas a abriendo puertas”, dice.

Desde entonces, La Catrina se ha presentado en Los Cómicos de la Legua, siempre con una temática diferente y con una excelente producción, distintivo característico del maestro De Luna, donde entre risas, nos hace reflexionar sobre la muerte presentándonos siempre un trabajo perfectamente estudiado y milimétricamente diseñado, este año, toco a Frida Kahlo  y sus difuntos, una obra que no te puedes perder.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *