Dignificar a la niñez

La historia queretana está plagada de grandes personajes, todos ellos empáticos con el entorno social y comprometidos con las causas que aquejaban a los habitantes de ésta, desde entonces, prometedora tierra.

Sin embargo, hay un nombre que se recuerda con cariño, posiblemente más que algunos otros, y no es solo porque el dulce sonar del tierno y diminutivo nombre que remite la mente hacia una persona de gesto cálido y afable sonrisa, sino también por su amor y apoyo a la niñez queretana, misma que hoy, a través de los años sigue vigente, gracias a su nieta, la actual presidenta del Voluntariado del DIF estatal, la Sra. Karina Castro de Domínguez.

“Carmelita Ballesteros” lleva por nombre el nuevo Centro de Atención Social inaugurado por la actual administración estatal mismo que surgió ante la necesidad de mejorar y dignificar las condiciones de los niños y niñas que por infortunio han sufrido algún tipo de abuso o maltrato y se encuentran bajo el cuidado del Sistema Estatal DIF.

“Cuando hablamos niños víctimas de violencia no hay inversión suficiente que repare su vida, pero sí el trato que transforme sus vidas en la mejor versión de ellos mismos. Por ello, la mejor inversión que puede realizar el estado es en sus niños, niñas y adolescentes, ya que sin duda son el futuro de nuestra nación” fueron las palabras de la Sra. Karina al preguntarle sobre el propósito de estas maravillosas instalaciones, ahora destinadas a tan noble causa.

Con una capacidad para atender hasta 120 niños, niñas o adolescentes, los más de siete mil quinientos metros cuadrados sobre los que se ha construido este nuevo centro de atención social, han sido perfectamente aprovechados, para que cada pequeño tenga un entorno digno, además de contar con espacios incluyentes y bien pensados para niños con capacidades diferentes.

“Esta apuesta garantiza un buen presente, pero sin duda un mejor futuro. El CAS es el resultado de una lucha incesante por la realización del sueño de cada niño, niña y adolescente, sin más arma que la bondad, este proyecto ya era necesario, los menores irían en deterioro si continuáramos practicando la asistencia social como se hacía antes, ha llegado el momento de decir basta (…) estamos seguros de que con el nuevo albergue ‘Carmelita Ballesteros’, el DIF Estatal dará mucho más que custodia y protección”, agregó Karina Castro.

Con una inversión de más de 50 millones de pesos, se busca fortalecer a niños y niñas para hacerle frente al entorno social en el que hoy se encuentran, todo esto a través de un área de juegos, espacios aptos para el deporte y la activación física, además de los vitales espacios de esparcimiento que brindan un entorno completo para el desarrollo de estos pequeños. De igual manera cuentan con vestíbulo, archivo, sala de convivencia, dormitorios y terraza, todo esto apoyado por consultorios médicos, apoyo nutricional, consultorio dental, almacén, comedor y cocina.

Sin duda, la apertura de este centro de atención es un paso adelante en la manera de hacer las cosas, bajo la visión de la Sra. Karina Castro, quien sin duda comparte y promueve los valores que algún día su abuela Carmelita Ballesteros profesó hacia la niñez queretana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *