¿Consideras que la autoridad realiza la obra pública que demanda la sociedad?

Alma Acosta | Abogada

Considero que, en múltiples ocasiones, la obra pública que se realiza no coincide con las necesidades de la comunidad y desgraciadamente dado el nivel de corrupción que impera, se presta a que sea un  mecanismo por el cuál se justifican recursos.

La realidad es que debería existir un medio de contrapeso para que la sociedad contara con recursos para hacer propuestas que sean viables y que claramente tuvieran un efecto positivo y se buscara el tan mencionado “bien común”; cuyo objeto, en la teoría, es buscado por el Estado; entendiendo a este último como el ente que busca el equilibrio y bienestar social.

Enrique Paniagua | creativo

Me imagino que debe ser increíble la facilidad con la que uno podría acostumbrarse a las comodidades del imperio y los beneficios como funcionario público, lo pronto que uno podría dejar de ver y de criticar los excesos para dejarse llevar por el goce, hacerse de la vista gorda de lo absurdo del sistema cuando uno está disfrutando desde la punta de la pirámide. Dejar de pensar en todas las ventajas y sus costos que acarrean para el resto de los no privilegiados.

Es bastante conocida la relación de amor-odio que tenemos los mexicanos con nuestros gobernantes, para nosotros los que vivimos en esta ciudad esta contradicción se acentúa.

Necesito un buen descanso….

Hoy por la noche, después de haberla pasado bomba durante unos días con mis hijos, pero también muy cansado, por no decir, hasta la madre de tantas obras que no tienen sentido, yo digo que necesito un respiro y dejar de juzgar tan severamente las ocurrencias de las autoridades de esta ciudad, después de llenar mi tanque de energía quisiera pensar que puedo comprenderlos o por lo menos intentarlo. Pero la neta, lo dudo.

Manuel Solís | Productor

Las autoridades con frecuencia recurren a sus ocurrencias, o a las de los ciudadanos, a la hora de planear y ejecutar su obra pública. En ambos casos, casi siempre condenados al desperdicio, el abandono y el error.

Hay una clara y fundamental diferencia entre lo que la ciudadanía o los gobernantes piensan que se requiere en materia de obras, y lo que realmente puede ser útil. En esta materia a nadie le sirve el sentido común: es de esas cosas contraintuitivas que solamente se pueden conocer mediante el estudio y el análisis. Puede ser que lo que se requiera no sean cientos kilómetros de ciclopista (una ocurrencia como de megalómano), ni pavimento de calidad aeroportuaria (el reclamo de siempre), sino un nuevo sistema de administración de las unidades de seguridad pública… una herramienta que no se vea, pero que traiga beneficios a largo plazo. Un ejemplo es la iluminación por LED: traerá beneficios a la ciudad por décadas y no es, ni de lejos, de lo que más se habla.

Hasta que no llegue un gobernante dispuesto a invertir en plantar lo que se coseche en 10 o 20 años, y nosotros como ciudadanos no votemos por quienes nos caigan mejor o sean mejores debatiendo, seguiremos condenados a que nos den, y se den gusto con el presupuesto.

 

Redacción

Informamos y disfrutamos Querétaro. Hacemos periodismo útil y revelador. El Queretano es nuestras historias.

admin has 2261 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *