Barack Obama otorgó la "Medalla Presidencial de Libertad" del año 2013 a Oprah Winfrey. (Foto: Especial)

¿Oprah para presidente?

La semana pasada se llevó a cabo la ceremonia de entrega de premios cinematográficos conocida como los Globos de Oro.  Es la que presagia quién podría ser considerado o considerada por la Academia para llevarse el Óscar (en este caso podría ser otro mexicano: Guillermo del Toro y su fábula La Forma del Agua, quien resultó ganadora en los Globos de este 2018).

La gran protagonista de la entrega previa a los “Óscares” fue la periodista, activista y actriz afroamericana Oprah Winfrey, quien, en su discurso de agradecimiento por ser la ganadora este año del premio a la trayectoria “Cecil B. DeMille”, aprovechó la mega tendencia que se ha creado en Hollywood (y en buena parte de Estados Unidos) sobre las revelaciones de acoso y abuso sexual (a partir del movimiento #MeToo y de la iniciativa Time´s Up) para evaluar si se lanza a la presidencia de Estados Unidos en 2020 (si es que hay todavía Estados Unidos…).

El discurso de Oprah, quien goza de un enorme prestigio en la Unión Americana, derivado de su show televisivo y de sus apariciones en películas como Selma, se llevó los mayores aplausos de la noche de los Globos de Oro.  Los espectadores y los críticos hablan ya de un “discurso abarcador” en el que dijo, tras referirse a las muchas vicisitudes por las que han pasado las mujeres y, más aún, las mujeres afroamericanas, así como en Hollywood las actrices, exclamó: “¡Hay un nuevo día en el horizonte!”.

Con ello, según The New York Times en Español, “muchos comenzaron a pensar en la posibilidad de que la activista, empresaria, actriz y productora se postule como candidata a la presidencia de Estados Unidos para 2020”.  El mismo rotativo neoyorquino reporta que tanto en Wikipedia como en Twitter —incluyendo la cuenta oficial del canal de televisión NBC (en un tuit después borrado), que transmitió la premiación en Estados Unidos— el prospecto de una posible candidatura a la presidencia estadounidense de Oprah “logró impulso con rapidez”.

La opción comienza a ser un “trending topic”.  Y es que combina algo que no se había visto en Estados Unidos: que una mujer afroamericana fuera tan famosa y tan querida por el auditorio; que jamás haya participado en la política, pero que defiende las causas de las minorías raciales, étnicas y de las mujeres en contra del machismo.  Interesante, muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *