Los números no mienten… pero pueden ser engañosos

Uno de los momentos de intercambio de ataques durante el primer debate presidencial fue en torno a las cifras de secuestros durante la gestión de López Obrador en el extinto Distrito Federal.

El tabasqueño mostró una gráfica en la que señaló una disminución en ese indicador de seguridad y Ricardo Anaya contestó con otra cartulina que mostraba un escenario totalmente opuesto.

¿Quién miente? ¿Cuál es la información verdadera?

La respuesta, a pesar de los seguidores de cada quien, es que ambos dijeron la verdad.

El año 2000, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Nacional hubo en la capital 141 secuestros.

En el año 2005, cuando López deja el gobierno, la cifra se ubicó en 103; los 38 secuestros menos representaron una baja del 26.9%. El tabasqueño dijo la verdad.

En el año 2000, los 141 secuestros del Distrito Federal representaron el 23.8% del total de los 591 secuestros que hubo en todo México.

En el año 2005, los 103 secuestros en la capital representaron el 37% de los 278 casos registrados a nivel nacional.

Visto como proporción, la Ciudad de México incrementó en 13% su participación frente al total de casos de secuestro del país. Ricardo Anaya también dijo la verdad.

Los números no mienten, pero pueden servir a distintos intereses según el enfoque que se desee emplear.

Gabriel Morales López

Periodista. Columnista en El Queretano y en Imagen Querétaro 94.7 de FM.

gabriel-morales has 37 posts and counting.See all posts by gabriel-morales

Un comentario sobre “Los números no mienten… pero pueden ser engañosos

  • Lo triste, es que “los números” son en realidad personas. Cuando una vida se reduce a una cifra, y ambas están “bien”, algo está “mal”. ¿Los muertos de Calderón? ¿Los niños de la ABC? ¿Los 43? ¿Los 3 jóvenes disueltos en ácido? Números.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *